jueves, 23 de febrero de 2017




Visitaremos en esta ruta, algunas Iglesias y Conventos de Valladolid, para admirar su riqueza monumental y conocer  imágenes que guardan en su interior, utilizadas en Pasos procesionales de la Semana Santa y que tiene el honor de ser la primera de España en ser declarada de Interés Turístico Internacional; de esta manera, en cualquier época del año que no sea la Semana Santa, nos permitirá acercarnos a este rico patrimonio artístico que se conserva desde hace siglos.
Tomaremos como punto de partida de nuestra ruta la Plaza Mayor vallisoletana (una de las más grandes de España), realizando un recorrido circular que nos llevara a visitar las Iglesias que posteriormente comentaremos, para terminar nuestra ruta en la peatonal calle Platerías, que nos conducirá de nuevo hasta la Plaza Mayor.

Iglesia de Santiago C/ Santiago, Atrio
Construida entre los siglos XV y XVII, todo el exterior del templo, presenta un aspecto austero, sin apenas decoración, resaltar en la parte central del ábside un relieve de Santiago y  una placa dedicada a Miguel Delibes por su novela El Hereje. La torre, está formada por cinco cuerpos con un remate octogonal que la corona.

En el interior, destaca el monumental retablo Mayor de estilo barroco, coronado con una cruz de Santiago y en donde podemos ver la imagen del Santo y la escena de la aparición de la Virgen del Pilar al apóstol. Merece especial interés el retablo de la Epifanía, en estilo plateresco, que se sitúa en la última capilla del lado de la epístola, realizado por el palentino Alonso Berruguete y cuyo cuerpo central forma una única escena –la que da nombre al retablo. Como anécdota hay que decir que es el único retablo de este imaginero que se conserva en la capital vallisoletana.
De las capillas laterales, resaltar la que guarda el Santo Cristo de las Mercedes, realizado en 1550 por el escultor italiano Pompeyo Leoni, que se encuentra acompañado por los dos ladrones, estos son una réplica de una obra de Gregorio Fernández de 1617 conservada en el Museo Nacional de Escultura. Como curiosidad señalar que el Buen Ladrón ”Dimas”,lleva el rostro del Duque de Lerma, dado que éste le adeudaba al artista una suma importante de dinero por su trabajo en el retablo de la Colegiata de Lerma. Las tres esculturas, forman un paso procesional de la Semana Santa, conocido como “En tus manos encomiendo mi Espíritu”, que representa la séptima palabra que Cristo pronuncio en la Cruz, pertenece a la Cofradía de las siete Palabras y  cada mañana de viernes Santo preside en la Plaza Mayor el “Sermón de las siete palabras”.

Se puede visitar la iglesia antes o después de las horas de culto: De lunes a sábado a las 9,15, 12 y 20 horas. Domingos a las 9,15, 12,13 y 20 horas.


Iglesia de Jesús C/ Jesús
Es un templo moderno con fachada en ladrillo, vinculado a la "Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno", una de las cinco cofradías penitenciales históricas de la ciudad.

En su interior, podemos ver la imagen titular, Nuestro Padre Jesús Nazareno, de la Escuela Castellana del siglo XVII; representa a Cristo con la cruz a cuestas, camino del Calvario, con una rodilla en tierra. Además de participar en los desfiles de Semana Santa, protagoniza cada primer viernes de marzo, un multitudinario besapié.

Otra de las imágenes procesionales que podemos ver, es el Cristo de la Agonía, de Juan Antonio de la Peña (1684), en donde es de destacar la magistral realización de la cabeza del Cristo.


Iglesia de San Benito C/ San Benito 3
Se trata de una iglesia perteneciente a los Carmelitas descalzos, muy sobria tanto por dentro como por fuera, aunque destaca su grandiosidad, con una fachada que puede parecer un castillo por sus dos torres. En su interior tiene una preciosa rejería y un bello retablo, imaginar cómo debió ser en su día con el retablo original de Berruguete, que se puede admirar desmontado en el Museo Nacional de Escultura y con la bella sillería guardada en el mismo lugar.

En una de las capillas laterales, podemos ver al Cristo del Consuelo, obra de Gregorio Fernández (1610), a resaltar la corona de espinas tallada en la propia madera y los amoratamientos de rodillas y pies.
En la misma capilla, encontramos la imagen de la Virgen de la Alegría, una de las últimas incorporaciones a los desfiles procesionales y de reciente construcción por el imaginero vallisoletano Miguel Ángel Tapia (1997),  desfila el Domingo de Resurrección.


Iglesia San Miguel C/ San Ignacio
Antiguo edificio de la Compañía de Jesús. Este templo tiene el aliciente de conservar en su interior una importante colección de tallas de Gregorio Fernández, que van desde la primera etapa hasta su última producción en plena madurez ¡un verdadero museo, que vale la pena no perderse¡

A destacar el retablo de San Francisco Javier y San Antonio, obras de Gregorio Fernández y en el altar mayor (en el lado del evangelio), es de resaltar el monumento funerario de los Condes de Fuensaldaña, construido en alabastro y una de las pocas obras realizadas en este material por Gregorio Fernández. En el retablo mayor, destaca la figura de San Miguel obra del mismo autor. La Sacristía, tiene una notable colección de mobiliario, pinturas y escultura barroca, que merece la pena visitar.
En la Capilla de la Buena Muerte, en su parte baja, podemos ver lo que se denomina un altar sepulcro, tiene dos puertas con la representación de unos corazones, en referencia a la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, éstas puertas se abren para enseñarnos el Cristo Yacente, obra fechada en 1634, de gran detalle y patetismo, se encuentra tallada íntegramente (incluidos los genitales, que se cubren con un paño de pureza). Como curiosidad indicar que desde un ángulo determinado, es posible ver, a través de la boca entreabierta, el velo del paladar. Se procesiona con gran devoción cada noche de Jueves Santo por las calles de Valladolid.

En la misma capilla y en la parte superior, encontramos el conjunto procesional “Monte Calvario”, con un Cristo obra de Juan de Juni (s.XVI), que resalta de manera especial por los espejos que le rodean dentro del retablo en el que se ubica.

Se puede visitar la iglesia antes o después de las horas de culto: De lunes a sábado a las 12 y 19,30 horas. Domingos a las 11,45, 13 y 19 horas.


Monasterio de San Quirce y Santa Julita Plaza de la Trinidad
Se trata de uno de los conventos más antiguos de Valladolid (1256) ocupado por monjas cistercienses. En ella se encuentra la sede de la "Cofradía Penitencial de la Sagrada Pasión de Cristo", otra de las penitenciales históricas y la segunda más antigua. Esta cofradía tuvo desde el principio una función asistencial con atención especial a los ejecutados, dándoles entierro y ayuda a sus familias.

Resaltar las imágenes y pasos procesionales que podemos admirar en su interior:

Santísimo Cristo de las Cinco Llagas (Manuel Álvarez, 1548-1563), que protagoniza la noche del sábado santo una bella procesión que recorre cinco conventos de clausura próximos a esta iglesia.

Santísimo Cristo del Perdón (Bernardo del Rincón, 1656), que representa a Jesús en los momentos previos a ser crucificado y destaca la espalda destrozada por los flagelos ¡una autentica belleza a nivel artístico¡
Santo Cristo del Calvario (Francisco Diez de Tudanca, 1650), este Cristo presidia el Humilladero que la Cofradía tenía hasta 1815 en el Puente Mayor de Valladolid.

Nuestro Padre Jesús Flagelado (Escuela Castellana, 1650), es de destacar la mirada misericordiosa y el dramatismo de la cabeza girada de Cristo (La escena completa cuando se procesiona en Semana Santa es junto a un sayón, que se encuentra en el Museo de Escultura y que aparece tirándole del pelo).
Horario de visitas: Solo los lunes Mañana, de 11,30 a 13,30 horas y Tarde, de 18 a 20,30 horas.


Iglesia San Martin C/ San Martín
De fachada construida en ladrillo y muy austera, solo permanece del primitivo templo su torre-campanario del s.XII. Como curiosidad, indicar que aquí fue donde bautizaron a José Zorrilla , cuya pila bautismal aún se conserva.

En la segunda capilla del lado del evangelio, podemos admira la imagen de la Virgen de la Piedad, también llamada “La quinta Angustia”, representa a Cristo muerto en el  regazo de su madre, en una magistral obra de Gregorio Fernández en 1625. La cofradía que procesiona este paso, es otra de las cinco históricas de la ciudad. Como curiosidad, indicar que desde principios del siglo XX, la "Cofradía de la Piedad" es la intercesora en la concesión del indulto a un preso y durante la tarde del Jueves Santo, este se incorpora al itinerario de la procesión empujando el paso de la Virgen.
Iglesia de Santa Maria de la Antigua C/ Arzobispo Gandasegui
Situada frente a la Catedral vallisoletana, esta bella iglesia data del siglo XIII del que conserva su torre y el pórtico en estilo románico, mientras que el resto, es de estilo gótico ¡no perderse la visita y si es de noche, la puedes ver bellamente iluminada¡

En la Capilla de los Tovar, podemos ver el Santísimo Cristo de la Preciosa Sangre (Lázaro Gumiel, 1953).Esta imagen con la que desfila actualmente la Cofradía, es una copia del Cristo Crucificado llamado de las "Catalinas" de Juan de Juni ,ubicado en la iglesia conventual de estas monjas dominicas. Como curiosidad, para sacar procesionalmente al Santo Cristo, la carroza que lo traslada dispone de un sistema basculante para poder salvar las dificultades de altura en la puerta principal del templo. 

Se puede visitar la iglesia antes o después de las horas de culto: De lunes a sábado a las 9.00, 9.30 y 19.15 h. Domingos a las 10.15, 11.15 y 19.15 h.


Iglesia de las Angustias C/ Angustias
La fachada renacentista de esta iglesia, la forman dos cuerpos, el primero con un gran arco con dos pares de columnas y el segundo de ellos rematado por un frontón. En este templo tiene su sede la "Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias", otra de las penitenciales históricas de la ciudad.

Nada más entrar en el templo a la derecha, nos encontramos la Capilla del Santo Entierro con un Cristo Yacente (Anónimo del siglo XVII). Desfila en la madrugada de viernes Santo portado a hombros por la Cofradía. De este Cristo, es copia el actual Cristo que forma parte del paso El Santo Sepulcro.

Una capilla en lado derecho del crucero, alberga una de las mejores imágenes de Juan de Juni , Nuestra Señora de las Angustias (1561), es el principal referente de la devoción popular en Valladolid y una de las mas antiguas. Es  conocida como la "Señora de Valladolid"“la Virgen de los cuchillos”, por los siete puñales que en su día llevaba entre la mano y el pecho y que en la actualidad se sitúan a los pies de la imagen para evitar ser dañada. Se trata de una de las primeras imágenes en madera policromada en donde destaca el magistral trabajo de la cabeza de la Virgen, siendo de resaltar el colorido del rostro, con las mejillas rosadas y los ojos enrojecidos por el llanto, con pequeñas lágrimas deslizándose bajo los párpados.Cuenta la leyenda que consiguió un gran realismo al inspirarse en el dolor de su hija afectada por una grave enfermedad.¡una autentica maravilla¡
En el lado izquierdo, podemos ver el impresionante Cristo de los Carboneros, de Francisco de Rincón (1608. En principio se denomino Cristo Crucificado hasta el año 1805, en el que comenzó a ser conocido con el nombre de Cristo de los Carboneros, por darle culto especial los mozos del carbón, a cuyo culto estuvo desde aquella fecha. Tiene la originalidad de tener el paño de pureza sin anudar, solo sujeto con una cuerda a la cintura a diferencia de los demás Cristos.

Se puede visitar la iglesia antes o después de las horas de culto: Laborables a las 9:30, 13:00, 17:00 y 21 horas. Sábados a las 20:00 horas. Domingos a las 12:00 y 13:00 horas.



Iglesia de la Vera Cruz (Calle Platerías)
La Cofradía de la "Vera Cruz" es la más antigua de las penitenciales vallisoletanas. El interior del templo puede considerarse un autentico museo de la Semana Santa por la cantidad y calidad de los paso procesionales que guarda ¡es de visita obligada¡

Lo primero que nos encontramos al entrar en la Iglesia, si comenzamos la visita por el lado de la epístola es el Santo Cristo del Humilladero, de autor anónimo (s.XVI). Nombre que le viene dado por el Humilladero que antiguamente se situaba a la entrada de la ciudad.

En la siguiente capilla lateral se sitúa El Descendimiento (Gregorio Fernández 1623). Se trata del más espectacular de los pasos procesionales que desfilan en la Semana Santa, además de ser el más pesado: siete figuras que suman tres toneladas y media de peso. En ella se representa el momento, en que el cuerpo de Cristo es desclavado y descendido de la cruz por José de Arimatea y Nicodemo, subidos en unas escaleras y en presencia de la Virgen, acompañada por San Juan y María Magdalena. Es conocido popularmente como “el Reventón”, dado que en 1741 cuando en era portado a hombros por los cofrades, aplasto a uno de ellos contra la puerta de la Iglesia.

La entrada de Jesús en Jerusalén (Francisco Giralte  1550), popularmente conocida como La Borriquilla, se sitúa en la siguiente capilla; ofrece la peculiaridad de ser la única escena de las que se procesionan en Semana Santa, que está realizada enteramente en lo que se denomina imaginería ligera, a partir de la técnica del "papelón", con lo que estaban elaboradas la mayoría de las imágenes en esta época, fue a partir de 1600, cuando ya comenzaron a hacerse en madera hueca. Esta técnica, cuya finalidad era conseguir figuras de poco peso, consistía básicamente en un armazón de madera a penas trabajado y recubierto de vestiduras elaboradas con cartón y tela encolada, estando solamente trabajada en madera policromada, la cabeza, pies y manos.

En el brazo derecho del crucero, podemos ver la imagen de Cristo atado a la columna” una de las obras maestra de Gregorio Fernández (1619), en donde destaca la perfección anatómica con un gran realismo en la las heridas y llagas de la espalda. La escultura posee una leyenda, muy conocida entre los vallisoletanos, según la cual Cristo se apareció al escultor para preguntarle “¿dónde me viste, que tan bien me retrataste?”, a lo que respondió Fernández “Señor, en mi corazón”.

Nuestra Señora de la Vera Cruz (Gregorio Fernández 1623).La imagen se encuentra presidiendo el monumental retablo mayor, en donde podemos ver a la Virgen con los brazos levantados y con la mirada de sus ojos elevada al infinito. Es para muchos la imagen más bella realizada por el imaginero lucense y una de las de mayor devoción en la ciudad.
En el brazo izquierdo del crucero encontramos la figura del “Ecce Homo” (Gregorio Fernández 1620), conocido popularmente como el Cristo de la caña o de los artilleros, al ser este cuerpo militar quien lo procesiona. El imaginero ha dotado a la figura de Jesús de un gran naturalismo, dotándola de unos ojos de cristal,  dientes de marfil y gotas de sangre de resina, junto a una corona de espinas y una caña reales.
Siguiendo por el lado izquierdo se encuentra un retablo en donde se sitúa el Lignum Crucis; en el centro tiene un pedazo de la Cruz de Cristo procedente de Liébana. La reliquia, un bello ejemplo de la orfebrería vallisoletana data del siglo XVI, está construida en plata, bronce dorado y piedras preciosas, presentando forma de cruz con una base octogonal en donde se reproduce la escena de Adán y Eva junto al árbol del Paraíso.

En la última de las capillas se encuentra, La oración del Huerto, de Andres Solanes, discípulo de Gregorio Fernández (1629), destaca la gran expresividad del rostro arrodillado de Cristo y en donde también es de resaltar la bella policromía de su vestimenta.
Horario de visitas: Mañanas, de 11,30 a 13,30 horas / Tardes, de 18 a 20,30 horas


Ponemos fin a esta interesante ruta, después de haber visitado “paso a paso” alguna de las iglesias vallisoletanas; tenemos otras Iglesias en Valladolid con magnificas obras de arte en su interior, alguna de las cuales también procesionan en la Semana Santa, en esta ocasión no las hemos citado para no alargar el recorrido; en una próxima entrada haré mención a ellas.




Otras curiosidades y sugerencias.

Se consideran Cofradías penitenciales históricas, a Hermandades que se constituyeron entre los siglos XV y XVI. Estas cinco cofradías, son: “La Vera Cruz”, “La Pasión”, “Las Angustias”, “La Piedad” y “Jesús Nazareno”, por todas ellas hemos pasado en el recorrido comentado anteriormente.

La visita del Museo Nacional de Escultura (C/ cadenas de San Gregorio), es una de las que no debes perderte cuando te acerques por esta ciudad; del exterior destacar su maravillosa portada del siglo XV y de su interior yo resaltaría: el Retablo mayor, obra de Alonso Berruguete y la magnífica sillería procedente de la Iglesia de San Benito; el entierro de Cristo, obra de Juan de Juni; la bellísima escultura de la Magdalena de Pedro de Mena; el gran naturalismo del Cristo Yacente de Gregorio Fernández y la Sala dedicada a Pasos Procesionales (en donde podemos ver ocho escenas de la pasión, que cada Semana Santa recorre las calles de esta ciudad castellana).
Como curiosidad ,Valladolid cuenta con otros cuatro yacentes considerados de autoría de Gregorio Fernández: el del Convento de Santa Catalina (actualmente cerrado); los de la iglesia de San Pablo,un Cristo yacente que data de 1615, dispuesto dentro de una urna dorada,en donde la cabeza se apoya sobre almohadones tallados y policromados y otro Cristo de menor tamaño fechado hacia 1627.

y por último, el que se encuentra en las monjas del Monasterio de San Joaquín y Santa Ana (Plaza Santa Ana), una obra de la última etapa del imaginero, fechada en 1634,la naturalidad de esta imagen se ve resaltada por los ojos de cristal, las uñas de asta de toro y las gotas de resina que acompañan a la sangre del costado (Se procesiona la noche del Jueves Santo con gran devoción y silencio). 

Recomiendo visitarle en el museo del propio Monasterio, en donde también son de resaltarr tres cuadros de Francisco de Goya.

Jose Maria Vicente

{ 2 comentarios... read them below or Comment }

  1. La Antigua para mi es una de las obras de arte de la provincia, majestuosa bien ubicada en su entorno y la talla del Cristo de la Preciosa Sangre aunque para algunos este excesivamente musculado es una auténtica maravilla sobre todo cuando lo posesionan en semana santa con esos claveles rojos al pie de la cruz, visita obligada. Posiblemente junto con el atado a la columna de la vera cruz una de las obras más importantes de la imaginería castellana ( y hay unas cuentas...)

    ResponderEliminar
  2. Laura ,coincido contigo en la belleza de la Iglesia de la Antigua, especialmente resaltada cuando se encuentra iluminada.Respecto a la imagineria que procesiona en la Semana Santa Vallisoletana,es dificil elegir cual seria la mejor obra,dado que ademas del valor artistico, esta el devocional.Si yo tengo que elegir me quedo con la Vigen de la Piedad y el Jesus atado a la columna.Gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar

- Copyright © Desde Valladolid a rincones con encanto - Disñado por Jorge VR -