Con la tecnología de Blogger.

Blog sobre viajes

Bienvenido a este blog de viajes, en donde puedes encontrar rutas a rincones interesantes con algunos consejos y sugerencias que te pueden servir como pequeña guía de viaje. Aunque el punto de partida de estas rutas, generalmente es desde Valladolid, las mismas se pueden adaptar fácilmente cuando tengan otra Ciudad de origen. Espero que este blog, pueda ser de vuestro interés e utilidad. Jose Maria Vicente

Archive for 2017

Jerez de la Frontera: Cultura, vino y caballos


Salimos de Valladolid en dirección a Sevilla, para continuar la mañana siguiente viaje hasta Jerez de la Frontera, destino de nuestra ruta. Situada en uno de los vértices de la denominación de origen Jerez-Sherry, posee un importante legado cultural que la ha hecho merecedora de ser catalogada como Conjunto Histórico, además de una reconocida fama por sus vinos y caballos cartujanos.

Dedicamos nuestro primer día a conocer el Jerez monumental, comenzando con la visita del Alcázar, declarado Monumento Histórico Artístico y situado junto al parque de la Alameda Vieja desde donde podemos ver unas estupendas vistas de la Catedral, que visitaremos posteriormente. 
El Alcázar es un conjunto defensivo rodeado de una muralla con su torre del homenaje y uno de los pocos edificios almohades que existen en España (siglo XII).
La visita no es guiada, pero con los paneles informativos que detallan cada rincón por el que pasas, te permite un conocimiento general de todo lo que vas encontrando durante el recorrido. Del original Alcázar islámico se conservan: La Puerta de la Ciudad, con un monumental arco de herradura por la que accedemos al interior del recinto; la Mezquita, compuesta por su alminar o torre desde donde se llamaba a la oración, el patio de las abluciones (ritual de purificación mediante el agua) y la sala de oración, presidida por el mihrab, nicho en la pared que indica la dirección de la Meca; los Baños árabes (“hammam”), que al igual que los romanos, constaban de sala fría, sala templada y sala caliente; la torre octogonal
De siglos posteriores, son de destacar: una almazara con su Molino del siglo XVIII y una monumental prensa de madera para la extracción del aceite; el Palacio de Villavicencio (siglo XVIII) alberga en su interior una antigua farmacia y en la torre del Palacio se encuentra la Cámara Oscura, que te permite observar mediante un curioso juego de lentes y espejos, imágenes en vivo y en movimiento de la ciudad; la torre del homenaje, en restauración en estos momentos. (La entrada cuesta 5 euros, más 2 euros si se quiere visitar la cámara oscura y se encuentra abierto hasta las 14:30 horas).
Parada para comer en Restaurante el Trastero. Local pequeño, por lo que recomiendo reservar, en donde tomamos un exquisito "tartar de atun" y unas buenas "carrilleras". Buen precio, acompañado de la amabilidad de sus empleados.
 
Nuestro siguiente destino es la Catedral de San Salvador, monumental templo en estilo barroco con una amplia escalinata ante la fachada principal y una alta torre de dos cuerpos separada del templo. 
En su interior, quiero destacar la capilla de las Animas, que alberga el Cristo de la Viga (siglo XIV) y la antigua sillería del coro. Dentro del Museo catedralicio, resaltar junto a piezas de orfebrería, la Virgen niña meditando, obra de Zurbarán.
Breve parada para dejar nuestro equipaje en el Hotel Euroestars Asta Regia, situado en pleno centro de Jerez, a pocos pasos de la Plaza del Arenal, con habitaciones modernas y funcionales.

Nos dirigimos ahora a dar un paseo por el casco antiguo, comenzando por la Calle Larga, que nace en el Gallo Azul (un bonito edificio de planta casi circular, que alberga en sus bajos un restaurante) y que aglutina los principales comercios de la ciudad. En el número 67 de la calle Larga, se encuentra el Bar La Moderna, taberna abierta desde 1938,  un lugar emblemático de Jerez en donde hicimos un alto en el camino para tomar unas tapas y montaditos acompañados de una cerveza, a destacar la amabilidad con que te atienden.Esta última calle nos conduce a la Plaza del Arenal, centro neurálgico de la ciudad y de la que parte la calle Consistorio en donde se ubica el antiguo Ayuntamiento, un edificio renacentista del siglo XVI y que nos lleva hasta otra Plaza, la de la Asunción, con una escultura de la Asunción de la Virgen en el centro y el edificio del Cabildo, con una bella fachada renacentista. Junto a esta última plaza, se encuentra la Plaza Plateros, en cuyo lateral se ubica la iglesia mas antigua de la ciudad, San Dionisio, de estilo gótico-mudéjar y la Torre Atalaya, edificio civil de mediados del siglo XV utilizado en la época como torre de vigilancia. 
Comenzamos el segundo día con la visita del Convento de Santo Domingo y sus claustros. El interior de la iglesia, una de las pocas que pueden visitarse de manera gratuita, destaca por su curiosa planta en forma de T, no muy habitual en las iglesias cristianas y son de resaltar las magnificas rejerías con las que cuenta, así como la sacristía, realmente bella. Digna de mencion es la Capilla de la Consolacion, que alberga a una Virgen renacentista, copatrona de la ciudad, asi como el Cristo de la Salud, que data del siglo XVI. No debemos perdernos la visita de su claustro en estilo gótico, de propiedad municipal, que actualmente se utiliza para Sala de exposiciones y eventos diversos.
Nos acercamos al punto fuerte del día: la visita a la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre. Tiene su sede en el Palacio del Recreo de las Cadenas (un palacete del siglo XIX rodeado de bellos jardines, proyectado por Charles Garnier, arquitecto de la opera de París). Comenzamos con la visita del Museo del enganche en donde exponen antiguos carruajes, guarniciones, lanzas y trajes ecuestres. Como curiosidad, exponen la carreta que llevó a la infanta Elena durante el día de su boda en Sevilla.
Pero sin duda la “gran estrella” de la Real Escuela, es la exhibición de: “Cómo bailan los caballos andaluces”, un ballet ecuestre al son de la música en el que pueden verse varias coreografías de las distintas disciplinas que se aprenden en la escuela:doma clásica, doma vaquera, desfile de enganches.¡Realmente espectacular! (Tiene lugar los martes y jueves a las 12 de la mañana,cuesta 27 € en las dos primeras filas y 21 € en el resto,mi recomendación es realizar la reserva previa en T: 956 319635. También se puede sacar una entrada combinada con el museo del enganche que cuesta 30 € o 25 €).  
Un alto en el camino para comer en Restaurante Albala (Calle Divina Pastora s/n), se trata de un local moderno, con una carta amplia de tapas y raciones, a destacar la atención de su personal y sobre todo un producto de calidad.

Terminada la comida y de un pequeño descanso en el hotel, nos acercamos a visitar La Cartuja, situada a unos 5 Km del centro de Jerez y declarada Monumento Histórico Artístico. Se accede a la iglesia por una puerta concebida como un gran arco triunfal, obra del arquitecto jerezano Andrés de Ribera y en su interior merecen destacarse la sillería del Coro, el retablo mayor y el pequeño claustro gótico. (Como sugerencia, si lo visitas entre martes y sábado a las 18 horas, puedes escuchar los cánticos en gregoriano del rezo de “vísperas“ por parte de las Monjas de Belén, que son las que habitan este convento).  
Nos dirigimos ahora a conocer un Tabanco, antiguas tabernas en donde se vendía vino a granel, además de poder degustar el vino y otros alimentos en el mismo local. El elegido es: Tabanco "El Pasaje" (Calle Santa Maria 8), el mas antiguo de todos los que podemos visitar en la capital Jerezana, en funcionamiento desde 1925. No se trata de un restaurante, sólo se puede comer algunas tapas, nosotros nos decantamos por los "chicharrones", realmente exquisitos, acompañado de un vino "fino", pero lo más interesante de este tipo de tabernas es su ambiente castizo, donde se mezcla la tradicion con la solera. Dos curiosidades de este local: En su juventud cantaba Lola Flores y sobre su mostrador de madera, se sigue apuntando con tiza la cuenta de la consumicion. Cuenta con tablao donde tienen un  espectáculo flamenco, a las 12 y 21 horas de lunes a jueves y a las 22 horas el fin de semana. (La entrada es libre y gratuita. Se pueden degustar las tapas y vinos en el mostrador o en un pequeño número de mesas para donde se precisa reservar en T: 956 333 359).¡experiencia muy interesante¡
En este tercer día, arrancamos la mañana con la visita de un Museo muy especial: el Palacio del Tiempo, que alberga la colección de relojes antiguos más importante de Europa, de distintos tipos, estilos y épocas, con la particularidad de que casi todos se encuentran en perfecto funcionamiento y en muy buen estado de conservación. También acoge una colección de bastones de distintos tipos de maderas, con empuñaduras de lo más originales. Este museo se encuentra rodeado de los Jardines de La Atalaya, declarados Patrimonio Histórico Andaluz, con casi dos hectáreas de extensión (Las visitas comienzan siempre a y media para poder escuchar las sonerías al llegar la hora en punto, son de lunes a viernes y solo mañanas, cuesta 6 euros).
Dejamos para final del viaje la visita a la Bodega de Gonzalez Byass, que cuenta con una gran gama de productos, destacando entre ellos el afamado Tío Pepe (Fino), Soberano y Lepanto (brandy).La primera parte del recorrido se realiza en un cómodo tren y comienza con la visita de Real Bodega de la Concha, diseñada parece ser por el ingeniero francés Gustavo Eiffel, en donde llama la atención su inmensa cúpula de hierro, debajo de la cual se encuentran numerosas botas (barriles, para entendernos) con las banderas de los países donde actualmente exporta la empresa. Esta bodega fue levantada en honor de la Reina Isabel II de España a mediados del siglo XIX. Durante el recorrido con el trenecito, pasamos por los jardines “Villa Victorina”, mandados hacer por la mujer del fundador de la bodega y como curiosidad podemos ver una zona de viñas situadas dentro de las propias instalaciones, realizando una parada en una plaza presidida por un gran botellón de Tío Pepe de varios metros de altura. Cogemos de nuevo el tren con destino la bodega “La Cuadrada” en donde descansan botas centenarias de 500 litros. La visita alcanza uno de sus puntos más curiosos cuando se recorren las “calles” que  hay en el interior de la bodega, son calles empedradas de Jerez que con el crecimiento de la empresa fueron quedando dentro de las instalaciones. Por una de ellas se accede a una de las bodegas más espectaculares, la de "Los Apóstoles", construida en 1857, de forma cuadrada y que tiene un total de 56 columnas. La estancia se encuentra presidida por un gran barril de 16.500 litros de vino, el equivalente a 33 barriles normales y es por lo que se le bautizo con el nombre de “Cristo” al coincidir este número de barriles con la edad de Jesús al morir. Los toneles que lo acompañan tienen los nombres de los doce apóstoles y están situados de la misma manera que en el cuadro de Leonardo Da Vinci "La Santa Cena", reemplazando el nombre de Judas Iscariote por el de Matías.
Cruzando la calle, llegamos a las Bodegas La Constancia y Bodega Los Reyes, que datan del 1857 y que reúnen todo un museo de botas firmadas por personajes célebres de todos los sectores de la sociedad. Como curiosidad, la Bodega de Tio Pepe se encuentra coronada por una gran veleta, la más grande del mundo según el libro Guiness de los récords. Para finalizar, degustamos 2 vinos con sus tapas correspondientes y pusimos fin a esta interesante visita. (Reservar en T: 956357000, tiene un coste de 18 € y dura 1,5 horas).
Ponemos rumbo a Valladolid y fin a esta interesante ruta.

Otras curiosidades y sugerencias
* La iglesia de San Miguel , situada extramuros, posee un magnífico retablo renacentista obra de Martínez Montañés y en esta ocasión no fue posible visitarla.

* Otra buena opción de Hotel en Jerez es el TRYP Jerez, situado en un bello edificio clásico y en el mismo centro de la ciudad.

* Si te apetece conocer los bellos caballos cartujanos, aunque no seas gran entendido, recomiendo una visita a la Yeguada La Cartuja Hierro del Bocado, situada en un paraje emblemático muy cerca de la Cartuja; te permitirá ver las instalaciones donde viven y presenciar un espectáculo de doma clásica y enganches. Esta yeguada, se dedica principalmente a la reproducción y venta de caballos.

* Si te gusta el mundo del toro, recomiendo acercarte hasta Medina Sidonia, precioso pueblo declarado Conjunto Histórico, conocido como el Balcón de la Bahía de Cádiz y que bien merece una parada para visitarlo. En la Finca Los Alburejos, lugar en donde se encuentra la ganadería brava de “Torrestrella”, es posible realizar a partir del mes de Marzo, visitas guiadas que te permitirán conocer a este noble animal en su medio natural, la dehesa.
 
* Si deseas y tienes tiempo, puedes acercarte al Barrio San Miguel y conocer otros dos interesantes Tabancos. Las "Banderillas" (Caballeros, 12), con decoracion basada en el mundo taurino, donde  entre sus viandas no dejar de probar, el rabo de toro. Taberna "San Pablo" (San Pablo,12), uno de los mas autenticos de toda la ciudad, que data de 1.934 y que en su cuarta generacion, mantiene viva la esencia del lugar. destacar de su interior el añejo mostrador de caoba. Buenas papas aliñas, acompañadas de un buen "fino" de elaboración propia. Tambien en este barrio, es recomendable el Restaurante Atuvera, nombre que hace referencia a una copla de Lola Flores, ya que el establecimiento esta situado al pie de su monumento. Sus tapas de fusion con toques asiaticos, estan realmente buenas.
 
* Una breve reseña sobre el vino de Jerez, la denominación de origen más antigua de España. Sus categorías vienen diferenciadas por la uva utilizada : Palomino, Pedro Ximénez o Moscatel,  por su grado alcohólico y por la zona en donde se elaboran.
Entre los vinos generosos, elaborados con uva palomino, se encuentran: Fino (15º a 18º), sus especiales características son resultado de un proceso particular de crianza ,envejecido únicamente bajo una capa de levadura llamada velo de flor, que le aísla del aire, consume su alcohol, y le aporta nutrientes, es de color pajizo o dorado pálido, seco y con poca acidez; Amontillado (16º a 22º), su proceso de crianza incluye una fase inicial bajo velo de flor seguida de una fase de crianza oxidativa, caracterizado por su color ámbar y sabor avellana, se puede decir de manera sencilla, que es un fino envejecido; Oloroso (17ºa 22º), tiene un color ámbar y sabor a nuez; Palo cortado (17º a 22º), un intermedio entre el oloroso y el amontillado, es de color caoba brillante y sabor avellana.
Como más significativo dentro de los vinos dulces, se encuentra Pedro Ximénez (15º a 22º),en donde una vez recolectada la uva Pedro Ximénez, se pone sobre unas esterillas para que se pasifiquen al sol antes del prensado (este proceso se llama “soleo”),de esta manera desaparece el agua y se produce una mayor concentración de azúcares, que luego aportará dulzor a los vinos.
Por último, el vino Manzanilla (15º a 19º), elaborada con uva palomino, es el resultado de un proceso particular de crianza bajo velo de flor y del microclima de las bodegas situadas en la ciudad de Sanlúcar de Barrameda, es un vino muy pálido, de un brillante color amarillo pajizo, seco y ligero

Jose María Vicente

Jaca y San juan de la Peña



Salimos de Valladolid en dirección a Huesca y después de 495 Km llegamos a la Capital del Alto Aragón, en donde observamos cómo la ciudad vieja se agrupa en lo alto de una colina presidida por la majestuosa silueta de la Catedral.

Dado que no hace mucho tiempo habíamos estado en la ciudad de Huesca visitando los monumentos más significativos como la Catedral de Santa María y la bella Iglesia románica de San Pedro “El Viejo”, nuestro recorrido en esta ocasión fue para visitar el Convento de San Miguel, llamado popularmente Las Mínguelas que data del siglo XII, en donde destaca su ábside gótico y torre románica, así como un órgano de 1852 que puede contemplarse en su interior. (Como complemento de este viaje recomiendo ver entrada del blog: “Alto Aragón, Comarcas del Somontano y Ribagorza”).

Nos dirigimos ahora hasta la Plaza de la Universidad para visitar el Museo de Huesca, situado en el edificio de la antigua Universidad, ocupando ocho salas dispuestas alrededor de un bello patio octogonal; en su interior, además de colecciones arqueológicas pueden admirarse las estancias del Palacio de los Reyes de Aragón.
Un alto en la ruta y parada para comer en Restaurante “La Vicaria”, que conocíamos de otra visita anterior; tomamos un estupendo menú con variedad de platos y calidad en los productos con lo que les elaboran.

Es hora de coger de nuevo el coche para dirigirnos a la cercana localidad de Loarre. Un poco antes de llegar, nos detenemos en Bolea (a 20 Km de Huesca) para visitar la Colegiata de Santa María, una bella iglesia gótica del siglo XVI, donde la verdadera joya es su retablo mayor que se compone de 20 tablas pintadas al temple y 57 tallas de madera policromada, siendo especialmente bello el colorido en una gama de rojos y verdes.
Llegados a Loarre, nos acercamos hasta su famoso Castillo, un recinto fortificado que data del siglo XI y que está considerado como el castillo románico mejor conservado de Europa. Se encuentra enclavado a 1.070 metros de altitud sobre una imponente roca de piedra que le sirve de defensa y rodeado por un recinto amurallado de doscientos metros de longitud. Entrando al castillo pasas por un pasillo escalonado que en la parte derecha te conduce a una pequeña cripta y más arriba te lleva a la iglesia románica, cuyo ábside curiosamente forma parte del amurallamiento defensivo .En el exterior, destacar las torre del Homenaje con sus 21 metros de altura, en donde no debemos dejar de subir y asomarnos al mirador denominado de la Reina, un balcón de lujo por las esplendidas vistas que se contemplan (Visitas de martes a domingo de 11 a 17,30 horas, coste: 4,5 euros). ¡realmente espectacular¡
De vuelta de nuevo a la capital, dejamos nuestro equipaje en el Hotel elegido para pernoctar esta primera noche, el ABBA, situado en la parte nueva de la ciudad y no lejos del centro.

En este segundo día nos dirigirnos a visitar el Monasterio de San Juan de la Peña, en pleno Pirineo Aragonés. Para llegar hasta allí, tomamos dirección a Jaca, para luego seguir hasta Santa Cruz de la Serós, desde dónde sale una carretera de montaña que en siete kilómetros nos lleva a contemplar bajo una imponente roca de color rojizo la espectacular imagen del Monasterio Viejo. Es necesario continuar con nuestro vehículo un kilómetro y medio más arriba hasta la explanada del Nuevo Monasterio en donde debemos dejar el coche y desde este punto coger un microbús, incluido en el precio de la entrada, que nos dejara en el viejo Monasterio.

Comenzamos con la visita al Monasterio Viejo (Siglos XI-XII), que se compone de dos plantas, la inferior en donde se encuentra la iglesia excavada bajo la montaña y de estilo mozárabe; los ábsides que se encuentran incrustados en la propia roca, conservan frescos con escenas del martirio de San Cosme y San Damián. Subiendo las escaleras y en la planta superior encontramos el Panteón de Nobles repleto de lapidas semicirculares. Desde este panteón se accede a la iglesia alta, de estilo románico, con tres ábsides de gran belleza situados bajo la roca y en lado izquierdo podemos ver el Panteón Real en el que fueron enterrados los Reyes de Aragón y Navarra durante quinientos años.

Desde la iglesia, por una puerta de arco de herradura accedemos a la verdadera joya de San Juan de la Peña, su magnífico claustro románico, uno de los más bellos de Europa y que curiosamente nunca tuvo techo sino que cuenta únicamente con la protección de la roca como tejado.
Es de destacar la espectacularidad de sus capiteles, con un grupo que datan del siglo XI y se encuentran decorados con temas animales y vegetales y un segundo grupo de capiteles del siglo XII y que están decorados con temas de la vida de Jesús (Natividad, Epifanía, Última Cena…..).
En dos de sus lados abren sus puertas sendas capillas, la de San Victorian y la de San Voto.

Terminada la visita, regresamos al aparcamiento donde habíamos dejado el coche y entramos al Monasterio nuevo, de estilo barroco y que actualmente alberga la sede de los Centros de interpretación de San Juan de la Peña y del Reino de Aragón (de gran ayuda para comprender mejor todo lo que hemos visto anteriormente), además de una de las Hospedería de Aragón.

Para finalizar, recomiendo realizar una ruta hasta el llamado “Balcón de los Pirineos”. El camino hacia este mirador comienza junto a la entrada principal del “Monasterio Nuevo”, transcurre  rodeado de un bosque de hayas y en apenas 15 minutos nos encontraremos con este impresionante mirador; en una mesa de roca, aparecen los nombres de los picos más importantes del Pirineo que tenemos ahora frente a nosotros con sus cimas nevadas la mayor parte del año.

De vuelta para Jaca, paramos en Santa Cruz de Seros, un pueblo con mucho encanto en donde vale la pena pasear por sus calles empedradas, admirar sus casas tradicionales con tejados de pizarra y sus llamativas chimeneas adornadas con figuras denominadas “espantabrujas”. Posee dos bellos ejemplares del Románico: la pequeña Iglesia de San Caprasio a la entrada del pueblo y la Iglesia de Santa María.

Llegados a Jaca, primera capital del reino de Aragón, la primera parada que realizamos es para comer en Restaurante “Biarritz”, situado en las proximidades de la Ciudadela. Disponen de un buen menú por 15 euros con comida casera y una atención magnífica. Un detalle, al comienzo de la comida la casa te invita a un pequeño aperitivo y después del postre, te vuelve a invitar a unos chupitos de vino moscatel servido en porrón con 2 tejas de almendra, que estaban realmente deliciosas. Totalmente recomendable.

Después de la comida, dimos un agradable paseo por la Ciudadela, fortaleza construida a finales del siglo XVI por encargo de Felipe II, con forma pentagonal, se encuentra muy bien conservada y con amplios espacios verdes.
Dentro de la fortificación podéis conocer espacios interesantes como son la Iglesia y el Museo de miniaturas militares, en donde es posible entre otras cosas admirar más de 30.000 soldados de plomo en diferentes escenarios históricos ¡verdaderamente interesante¡


Nuestro siguiente destino es visitar la bella Catedral de San Pedro, que data del siglo XI y que está considerada la primera seo románica construida en España. Destacar los capiteles historiados del pórtico y el cimborrio octogonal del crucero. 
La Catedral cuenta además con un Museo de arte sacro, que posee una de las mejores colecciones de pintura medieval de España, además de numerosas esculturas y retablos procedentes de pueblos de la diócesis (de estos últimos, destacar las pinturas románicas de la Sala Bagues).

Para terminar la jornada recomiendo pasarse por “La tasca de Ana” (C/Ramiro I Nº 3) y probar sus ricas y sabrosas tapas en un pequeño local siempre abarrotado. Probamos dos tapas: “Maite”, una empanadilla redonda que lleva una pasta de queso y gambas y “Rodolfito”, un langostino rebozado con una salsa secreta, una especie de mayonesa con un toque especial ¡realmente buenos , especialmente este ultimo¡


El hotel elegido en Jaca: El Acebo, situado en pleno corazón del casco antiguo y frente a la Catedral. Lo mejor, la ubicación y en cuanto a las habitaciones, pedir que sean exteriores, dado que las interiores dan a un pequeño y ruidoso patio.


Este tercer día salimos en dirección a Valladolid, realizando una parada en Zaragoza para visitar la espectacular Basílica de Nuestra Señora del Pilar, en donde según cuenta la tradición se apareció la Virgen al apóstol Santiago. De su interior, destacar la cúpula Regina Martirum con unos bellos frescos de Goya y la capilla de la Virgen, obra de Ventura Rodríguez. Como curiosidad podemos contemplar sobre la fachada los impactos ocasionados por los cañonazos de los franceses durante el ataque realizado a la ciudad en 1808. Es interesante subir a la torre en un ascensor que te eleva a 78 metros de altura, para después continuar subiendo por unas escaleras hasta un mirador que se encuentra a una altura de 90 metros y poder observar unas espectaculares e impresionantes vistas de la ciudad (Coste 3 €). 


Antes de partir, una recomendación de dos rincones que no debes perderte en tu visita a Zaragoza: Caramelos Alcaine, una de las tiendas mas antiguas de la ciudad,se remonta a 1926 (situada en la Calle Cesar Augusto 68,en la parte trasera del mercado central),conserva el encanto de las tiendas de ultramarinos de antes y en donde sorprende la combinación de olor a café y caramelos, en ella nos aprovisionamos de "frutas de Aragon", un dulce típico a base de frutas confitadas (maceradas y cocidas) en una concentración de almíbar y después recubiertas de chocolate, lo que le da un aspecto similar al de un bombón.
Pastelería La Tolosana,en donde no debes dejar de comprar la especialidad de la casa: "trenza de Almudevar", que llevan fabricando mas de 30 años,  elaborada con una fina masa de hojaldre con mantequilla rellena de frutos secos y rematada con una capa glaseada. (Tiene tres locales en la ciudad, nosotros pasamos por Trenzante, en la calle Alfonso 1º Nº 6).
Continuamos de camino a Valladolid y ponemos fin a esta interesante ruta.


Otras sugerencias y curiosidades


* Como curiosidad, el castillo de Loarre ha sido escenario de varias películas, una de las últimas fue “El reino de los cielos”.

* Destacar el motivo decorativo utilizado de manera abundante en la Catedral de Jaca que es conocido como “taqueado o ajedrezado jaques”, basado en cuadrados (llamados “tacos”) o en rectángulos (Llamados “billetes”) que van colocados unos hundidos y otros salientes de forma alterna en líneas paralelas, lo que da lugar a sombras que simulan un tablero de ajedrez.

* Tras la visita de Santa Cruz de Seros, de regreso a  Jaca, es interesante detenerse en el “Mirador de los buitres” y contemplar el vuelo del buitre Leonado, que anida en las peñas del Parque.

* Prueba de la tradición repostera de Huesca, son las numerosas pastelerías que puedes encontrar  a lo largo de la ciudad. Una de las que recomiendo no perderse es la centenaria Pastelería “Ascaso” (calle del Coso Alto, 9) y en donde no debes dejar de probar la especialidad de la casa: pasteles rusos, ¡una verdadera delicia¡

* La Ermita rupestre de la Virgen de la Peña, en el pueblo de Aniés (a 25 Km de la Capital Huesca), se encuentra colgada sobre el abismo y rodeada de un maravilloso paisaje. No pudimos acercarnos a visitarla por encontrarse cerrada hasta Semana Santa. (Por si es de interés, dejo la manera de llegar: coger la carretera de Huesca a Pamplona por Ayerbe y al llegar al Km. 14, tomar el desvío a la derecha que indica, Bolea, Aniés y Loarre, pasado el pueblo de Bolea y a 2 Km. hay un desvío a la derecha que indica Aniés, una vez en este pueblo, hay que coger una pista que sube a la sierra y a 3 Km. encontraremos el cruce donde se coge una senda peatonal para subir a la Ermita, tras 20 minutos de camino, llegamos a la Ermita).

* Una recomendación en tu visita a Zaragoza si eres amante del dulce, pasar por la centenaria Pastelería "Fantoba" (C/ Jaime I Nº29) que data de 1856. Su interior te traslada a tiempos pasados, destacando las estanterías de la época. Pasteles muy ricos, pero caros.



José María Vicente







La comarca de los Oscos entre Asturias y Galicia





La Comarca Oscos, se encuentra situada en el extremo más occidental de Asturias, colindante con Galicia por la provincia de Lugo; es una de las seis Reservas de la Biosfera de Asturias y la única que tiene costa: se asoma al mar Cantábrico por Castropol. Esta comarca se encuentra formada por los concejos de Santa Eulalia, San Martín y Villanueva, siendo  galardonada con el premio al pueblo ejemplar de Asturias en 2016. Cada  uno  de estos concejos tiene sus propias peculiaridades que le otorgan  una singularidad especial.

Salimos de Valladolid en dirección a Santa Eulalia de Oscos (370 Km), un pueblo que ha sabido mantener su patrimonio y tradición herrera, la cual se encuentra representada por la ferrería de Mazonovo (debe este nombre al mazo hidráulico utilizado para estirar el hierro). A unos 5 Km. del pueblo nos encontramos con este Conjunto Etnográfico, lugar de nuestra primera parada; este conjunto se halla restaurado y rehabilitado en su integridad para la mejor comprensión de la industria del hierro, pudiendo presenciar durante la visita, una interesante demostración en vivo del trabajo con el hierro, agua y fuego con un mazo que data del s. XVIII. (Coste de la entrada 3 €).
Junto a la Ferrería, se encuentra el Restaurante L'Auga, lugar elegido para comer. Se trata de una casona rehabilitada con mucho gusto y con una carta poco extensa pero con productos de calidad. A destacar de la comida, los boletus de temporada y la cecina con queso de cabra a la plancha, todo ello acompañado de una sabrosa cerveza artesana de nombre “Pintega”, que nos recomendó el dueño y que elaboran por la zona.
Después de comer, nos dirigimos hasta al pueblo para visitar el antiguo telar artesano de Irene Villar, quién lleva tiempo intentando recuperar la artesanía tradicional de la comarca en un antiguo telar horizontal, empleando materiales naturales como el lino y la lana. Además, en otro telar de características similares pero no tan antiguo, confecciona prendas con un diseño más actual.
También realizamos una visita al Taller de Navajas de Hiottoko, donde Jorge y Keiko mantienen este oficio con una técnica nipona. Japón y los Oscos están unidos por la cuchillería gracias a Jorge Toquero, un artesano de las navajas y cuchillos que desde hace cinco años da forma a estos utensilios, siendo especialista en el cuchillo “Tatara”, un cuchillo de monte forjado a mano, pero que tiene la particularidad de utilizar alma japonesa de acero al carbono “shirogami” y que ha hecho que sea el único artesano que la trabaja en España.

Para descansar de la ajetreada jornada de este primer día el Hotel elegido fue Casona Cantiga del Agüeira” en la aldea de Pumares y a poca distancia de Santa Eulalia. Esta antigua Casona del siglo XVII, ha sido cuidadosamente rehabilitada y se encuentra situada en plena naturaleza rodeada de un bosque. Cada rincón de la casa tiene un encanto especial, cuidado con mucho esmero; resaltar la amabilidad de sus propietarios, Patricia y Reinolds, los estupendos desayunos y el detalle de obsequiarnos con un CD con música de  Reynolds, un gran concertista de guitarra.
En este segundo día ponemos rumbo al segundo concejo que forma la comarca: San Martín de Oscos, situado en el occidente asturiano y en donde son de resaltar las viviendas típicas de dos pisos con cubiertas de pizarra a tres o cuatro aguas. La casa de los Guzmán, es un buen ejemplo de esta arquitectura tradicional del siglo XVIII, en donde después de su rehabilitación, alberga edificios municipales. Presidiendo la plaza se encuentra la iglesia porticada de San Martín, construida siguiendo los estilos de la zona, con pizarra y mampostería; en sus proximidades, se encuentra el hórreo de Curón, uno de los pocos que conserva la cubierta mixta de paja y pizarra.
A pocos kilómetros de San Martín, nos acercamos a visitar el Pazo de Mon, situado en el pueblo del mismo nombre. El Palacio es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura civil en estilo barroco asturiano, siendo la parte más significativa, su fachada principal, que presenta un cuerpo central en donde destaca el escudo nobiliario de la familia y dos torres de planta cuadrada en los extremos.
Nuestro siguiente destino es Villanueva de Oscos, en donde es de resaltar el Monasterio cisterciense de Santa María. El recinto está formado por el Monasterio y la Iglesia que data del siglo XII. De la estructura original románica solo se conserva la cabecera del templo y un sepulcro en la nave central (visita guiada a las 19,15 h, si vas en otro horario puedes pedir la llave en el Hotel Los Oscos, situado justo enfrente).
Nos dirigimos ahora hasta Taramundi, población con un patrimonio civil basado en el uso de la piedra y la pizarra, en donde perviven antiguas tradiciones, que han sabido recuperar y que permite al visitante deleitarse viendo el funcionamiento de molinos o fraguas. 
Nos alojamos en Hotel “La Rectoral”, en donde son de destacar las inmejorables vistas a todo el valle que se pueden disfrutar desde la galería acristalada de la habitación. La comida la realizamos en el propio Hotel, nos pusieron en una mesa situada en una balconada con espectaculares vistas y para comer, pedimos un menú asturiano: cachopo y de postre arroz con leche, todo ello acompañado de una buena sidra.

Después de un pequeño descanso en el Hotel, nos acercamos a visitar el Museo interactivo de los molinos de Mazonovo, uno de los mayores de España (se encuentra situado a escasos 400 metros de Taramundi). Durante la visita podemos ver la evolución de los molinos a lo largo de la historia, cuenta con 19 molinos que han sido recuperados con la intención de dar a conocer utensilios e ingenios de nuestros antepasados y las actividades relacionadas con ellos; el visitante se convierte en el verdadero protagonista del museo, ya que la mayoría de los molinos, necesitan de su manipulación para ponerlos en funcionamiento (consultar horarios en 985646817: julio, Agosto y Septiembre apertura todos los días, resto del año apertura fines de semana).
A un kilómetro de Taramundi en la localidad de Vega de Llan, visitamos el Taller de  Navajas de Antonio Díaz, en donde padre e hijo te explican con detalle el proceso de fabricación artesanal de la navaja: Fabricación de la argolla  o virola, talla del mango, normalmente de madera de “boj” a base de dibujos geométricos de color y barnizado posterior de la empuñadura con resina, preparación de la cuchilla, encaje de las piezas, para terminar con el marcado de tu nombre y su sello en la hoja. Una experiencia realmente interesante.

Comenzamos la jornada de este tercer día con una visita al conjunto Etnográfico de Teixois, que  se encuentra en un caserío a 4 km de la villa de Taramundi. En esta pequeña aldea se puede descubrir un importante conjunto de ingenios hidráulicos: mazo, molino, rueda de afilar, pequeña central eléctrica y un batán. Durante la visita guiada que transcurre entre las amenas explicaciones de la guía, puedes contemplar como todas las maquinas funcionan con la energía del agua. En resumen totalmente recomendable tanto para los adultos como para niños. (Horario: Todos los días de 11:00 a 20:00 h. Visita guiadas cada 45 minutos).
De camino a Ribadeo, una breve parada en  la villa marinera de Figueras, considerada la perla de la Ría del Eo , que posee un coqueto y pequeño puerto que se baña en esta ría, frontera natural entre Asturias y Galicia. Destacar la larga y espectacular playa de Penarronda, declarada Monumento natural por la riqueza de sus dunas y especies vegetales.
La siguiente parada es para comer en Rinlo, situado a pocos kilómetros de Ribadeo y con un pintoresco puerto. El lugar elegido, Restaurante “Porto de Rinlo”, en donde disfrutamos con un buen arroz caldoso de marisco (Almejas, Bogavante, Langosta y Langostinos) a 35 € la pareja. Es importante a la hora de realizar la reserva, indicar la hora de llegada y si se quiere tomar algún entrante dado que el arroz está listo para no tener que esperar una vez te sientas en la mesa (para nosotros con el arroz y el postre, más que suficiente).
Muy cerca de Rinlo se encuentra la impresionante playa de la Catedrales, así llamada por las bonitas y caprichosas formas de sus rocas, en donde  coincidiendo con las mareas bajas puedes descender al pie de los acantilados, para de este modo pasear por dicho arenal y junto a las citadas catedrales (para poder acceder es necesario reservar previamente en la Oficina de Turismo, ya que el acceso a este Monumento natural tiene un cupo limitado y además es importante consultar la tabla de mareas para poder verlo en todo su esplendor).Es una visita que no debes perderte si te encuentras por la zona.
Para descansar del ajetreado día, el Hotel elegido es “O Cabazo”, situado en un una zona tranquila, cerca del centro y con unas vistas maravillosas a la ría de Ribadeo. A destacar la amabilidad de su personal y el gusto con que se encuentra decorado cada rincón del Hotel.
Como en cada viaje que realizamos a Ribadeo, no dejamos de visitar Casa Villaronta, en donde degustamos un rico pulpo y sabrosos calamares, acompañados de un buen albariño, todo ello en un local recientemente remodelado y que ha ganado en amplitud.
En este cuarto día ponemos rumbo a Valladolid (389 Km) y fin a esta interesante ruta.

Otras sugerencias y curiosidades

Espero saber explicar las diferencias entre los tres tipos de granero que puedes encontrar en Asturias y Galicia : El Hórreo, que se levanta sobre cuatro patas o pegollos, con planta cuadrada, paredes de madera y la cubierta a cuatro aguas de pizarra o teja; en cambio el Cabazo, es de planta rectangular con poca anchura y cubierta de pizarra a cuatro aguas, en tierras del interior, el cuerpo suele estar formado por dos muros de mampostería, mientras que los lados mayores están cerrados por listones de madera; en la zona costera, los cuatro muros están construidos con mampostería, dejándose varias aberturas para su ventilación. Posteriormente, ante la necesidad de aumentar el espacio para la conservación del cultivo de maíz, el hórreo cambia su planta de cuadrada a rectangular e introduce algunos cambios en su estructura: se incorporan más pegoyos (6 o más apoyos), se instala un caballete en la cumbrera para mantener el tejado a cuatro aguas e incorpora en algunos casos un corredor lateral para facilitar el secado del maíz; este último peculiar granero, se llama Panera.

Santa Eulalia de Oscos es la cuna del creador de la cerámica de “Sargadelos”. Según nos indicaron en Informacion y Turismo, es muy recomendable la visita de la Casa-Museo del Marques, donde además de visitar la casa, se puede ver como se elabora esta loza, un símbolo de la artesanía gallega. No pudimos verlo nosotros en esta ocasión por encontrarse cerrado hasta verano, así que lo dejamos para otro momento.

Justo al lado del Hotel Casona Cantiga del Agüeira” en donde nos alojamos el primer día, recomiendo acercarse hasta la Cascada de Seimeira (uno de los significados de "Seimeira" en asturiano es el de cascada o salto), al que se accede por un  camino que transcurre junto al río Agüeira hasta llegar a la cascada, un precioso salto de agua de unos 40 metros de caída entre los cortados de roca (la ruta es de dificultad baja y de unos 4 Km de recorrido).

Como curiosidad, en la comarca de Oscos-Eo, se habla “eonaviego” (una mezcla de gallego-asturiano).

El Museo de la cuchillería, situado a 1 Km. de Taramundi en la localidad de Pardiñas, te permitirá conocer la forma de vida de los “navalleiros” y el proceso de elaboración de una navaja, realizado por un artesano local. Como curiosidad indicar que en este Museo se encuentra la navaja más grande del mundo (Horario .De 11:00 A 14:00 y de 16:00 a 19:00 h , con demostraciones en vivo de cómo se hace una navaja: a las 12:00, 13:00, 17:00 y 18:00 h. Cerrado domingos tarde y lunes).

Cerca de Taramundi, más concretamente en Almallos,  se encuentra el Restaurante “Los Arandanos”, situado en medio de un puerto, en un entorno natural maravilloso rodeado de bosques y en donde puedes disfrutar de una rica comida casera. También disponen de una tienda donde es posible adquirir mermeladas y zumos que ellos mismo elaboran artesanalmente con frutas de su propia finca. Totalmente recomendable.

José María Vicente



- Copyright © Desde Valladolid a rincones con encanto - Disñado por Jorge VR -