Con la tecnología de Blogger.

Blog sobre viajes

Bienvenido a este blog de viajes, en donde puedes encontrar rutas a rincones interesantes con algunos consejos y sugerencias que te pueden servir como pequeña guía de viaje. Aunque el punto de partida de estas rutas, generalmente es desde Valladolid, las mismas se pueden adaptar fácilmente cuando tengan otra Ciudad de origen. Espero que este blog, pueda ser de vuestro interés e utilidad. Jose Maria Vicente

Archive for octubre 2017

La comarca de los Oscos entre Asturias y Galicia





La Comarca Oscos, se encuentra situada en el extremo más occidental de Asturias, colindante con Galicia por la provincia de Lugo; es una de las seis Reservas de la Biosfera de Asturias y la única que tiene costa: se asoma al mar Cantábrico por Castropol. Esta comarca se encuentra formada por los concejos de Santa Eulalia, San Martín y Villanueva, siendo  galardonada con el premio al pueblo ejemplar de Asturias en 2016. Cada  uno  de estos concejos tiene sus propias peculiaridades que le otorgan  una singularidad especial.

Salimos de Valladolid en dirección a Santa Eulalia de Oscos (370 Km), un pueblo que ha sabido mantener su patrimonio y tradición herrera, la cual se encuentra representada por la ferrería de Mazonovo (debe este nombre al mazo hidráulico utilizado para estirar el hierro). A unos 5 Km. del pueblo nos encontramos con este Conjunto Etnográfico, lugar de nuestra primera parada; este conjunto se halla restaurado y rehabilitado en su integridad para la mejor comprensión de la industria del hierro, pudiendo presenciar durante la visita, una interesante demostración en vivo del trabajo con el hierro, agua y fuego con un mazo que data del s. XVIII. (Coste de la entrada 3 €).
Junto a la Ferrería, se encuentra el Restaurante L'Auga, lugar elegido para comer. Se trata de una casona rehabilitada con mucho gusto y con una carta poco extensa pero con productos de calidad. A destacar de la comida, los boletus de temporada y la cecina con queso de cabra a la plancha, todo ello acompañado de una sabrosa cerveza artesana de nombre “Pintega”, que nos recomendó el dueño y que elaboran por la zona.
Después de comer, nos dirigimos hasta al pueblo para visitar el antiguo telar artesano de Irene Villar, quién lleva tiempo intentando recuperar la artesanía tradicional de la comarca en un antiguo telar horizontal, empleando materiales naturales como el lino y la lana. Además, en otro telar de características similares pero no tan antiguo, confecciona prendas con un diseño más actual.
También realizamos una visita al Taller de Navajas de Hiottoko, donde Jorge y Keiko mantienen este oficio con una técnica nipona. Japón y los Oscos están unidos por la cuchillería gracias a Jorge Toquero, un artesano de las navajas y cuchillos que desde hace cinco años da forma a estos utensilios, siendo especialista en el cuchillo “Tatara”, un cuchillo de monte forjado a mano, pero que tiene la particularidad de utilizar alma japonesa de acero al carbono “shirogami” y que ha hecho que sea el único artesano que la trabaja en España.

Para descansar de la ajetreada jornada de este primer día el Hotel elegido fue Casona Cantiga del Agüeira” en la aldea de Pumares y a poca distancia de Santa Eulalia. Esta antigua Casona del siglo XVII, ha sido cuidadosamente rehabilitada y se encuentra situada en plena naturaleza rodeada de un bosque. Cada rincón de la casa tiene un encanto especial, cuidado con mucho esmero; resaltar la amabilidad de sus propietarios, Patricia y Reinolds, los estupendos desayunos y el detalle de obsequiarnos con un CD con música de  Reynolds, un gran concertista de guitarra.
En este segundo día ponemos rumbo al segundo concejo que forma la comarca: San Martín de Oscos, situado en el occidente asturiano y en donde son de resaltar las viviendas típicas de dos pisos con cubiertas de pizarra a tres o cuatro aguas. La casa de los Guzmán, es un buen ejemplo de esta arquitectura tradicional del siglo XVIII, en donde después de su rehabilitación, alberga edificios municipales. Presidiendo la plaza se encuentra la iglesia porticada de San Martín, construida siguiendo los estilos de la zona, con pizarra y mampostería; en sus proximidades, se encuentra el hórreo de Curón, uno de los pocos que conserva la cubierta mixta de paja y pizarra.
A pocos kilómetros de San Martín, nos acercamos a visitar el Pazo de Mon, situado en el pueblo del mismo nombre. El Palacio es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura civil en estilo barroco asturiano, siendo la parte más significativa, su fachada principal, que presenta un cuerpo central en donde destaca el escudo nobiliario de la familia y dos torres de planta cuadrada en los extremos.
Nuestro siguiente destino es Villanueva de Oscos, en donde es de resaltar el Monasterio cisterciense de Santa María. El recinto está formado por el Monasterio y la Iglesia que data del siglo XII. De la estructura original románica solo se conserva la cabecera del templo y un sepulcro en la nave central (visita guiada a las 19,15 h, si vas en otro horario puedes pedir la llave en el Hotel Los Oscos, situado justo enfrente).
Nos dirigimos ahora hasta Taramundi, población con un patrimonio civil basado en el uso de la piedra y la pizarra, en donde perviven antiguas tradiciones, que han sabido recuperar y que permite al visitante deleitarse viendo el funcionamiento de molinos o fraguas. 
Nos alojamos en Hotel “La Rectoral”, en donde son de destacar las inmejorables vistas a todo el valle que se pueden disfrutar desde la galería acristalada de la habitación. La comida la realizamos en el propio Hotel, nos pusieron en una mesa situada en una balconada con espectaculares vistas y para comer, pedimos un menú asturiano: cachopo y de postre arroz con leche, todo ello acompañado de una buena sidra.

Después de un pequeño descanso en el Hotel, nos acercamos a visitar el Museo interactivo de los molinos de Mazonovo, uno de los mayores de España (se encuentra situado a escasos 400 metros de Taramundi). Durante la visita podemos ver la evolución de los molinos a lo largo de la historia, cuenta con 19 molinos que han sido recuperados con la intención de dar a conocer utensilios e ingenios de nuestros antepasados y las actividades relacionadas con ellos; el visitante se convierte en el verdadero protagonista del museo, ya que la mayoría de los molinos, necesitan de su manipulación para ponerlos en funcionamiento (consultar horarios en 985646817: julio, Agosto y Septiembre apertura todos los días, resto del año apertura fines de semana).
A un kilómetro de Taramundi en la localidad de Vega de Llan, visitamos el Taller de  Navajas de Antonio Díaz, en donde padre e hijo te explican con detalle el proceso de fabricación artesanal de la navaja: Fabricación de la argolla  o virola, talla del mango, normalmente de madera de “boj” a base de dibujos geométricos de color y barnizado posterior de la empuñadura con resina, preparación de la cuchilla, encaje de las piezas, para terminar con el marcado de tu nombre y su sello en la hoja. Una experiencia realmente interesante.

Comenzamos la jornada de este tercer día con una visita al conjunto Etnográfico de Teixois, que  se encuentra en un caserío a 4 km de la villa de Taramundi. En esta pequeña aldea se puede descubrir un importante conjunto de ingenios hidráulicos: mazo, molino, rueda de afilar, pequeña central eléctrica y un batán. Durante la visita guiada que transcurre entre las amenas explicaciones de la guía, puedes contemplar como todas las maquinas funcionan con la energía del agua. En resumen totalmente recomendable tanto para los adultos como para niños. (Horario: Todos los días de 11:00 a 20:00 h. Visita guiadas cada 45 minutos).
De camino a Ribadeo, una breve parada en  la villa marinera de Figueras, considerada la perla de la Ría del Eo , que posee un coqueto y pequeño puerto que se baña en esta ría, frontera natural entre Asturias y Galicia. Destacar la larga y espectacular playa de Penarronda, declarada Monumento natural por la riqueza de sus dunas y especies vegetales.
La siguiente parada es para comer en Rinlo, situado a pocos kilómetros de Ribadeo y con un pintoresco puerto. El lugar elegido, Restaurante “Porto de Rinlo”, en donde disfrutamos con un buen arroz caldoso de marisco (Almejas, Bogavante, Langosta y Langostinos) a 35 € la pareja. Es importante a la hora de realizar la reserva, indicar la hora de llegada y si se quiere tomar algún entrante dado que el arroz está listo para no tener que esperar una vez te sientas en la mesa (para nosotros con el arroz y el postre, más que suficiente).
Muy cerca de Rinlo se encuentra la impresionante playa de la Catedrales, así llamada por las bonitas y caprichosas formas de sus rocas, en donde  coincidiendo con las mareas bajas puedes descender al pie de los acantilados, para de este modo pasear por dicho arenal y junto a las citadas catedrales (para poder acceder es necesario reservar previamente en la Oficina de Turismo, ya que el acceso a este Monumento natural tiene un cupo limitado y además es importante consultar la tabla de mareas para poder verlo en todo su esplendor).Es una visita que no debes perderte si te encuentras por la zona.
Para descansar del ajetreado día, el Hotel elegido es “O Cabazo”, situado en un una zona tranquila, cerca del centro y con unas vistas maravillosas a la ría de Ribadeo. A destacar la amabilidad de su personal y el gusto con que se encuentra decorado cada rincón del Hotel.
Como en cada viaje que realizamos a Ribadeo, no dejamos de visitar Casa Villaronta, en donde degustamos un rico pulpo y sabrosos calamares, acompañados de un buen albariño, todo ello en un local recientemente remodelado y que ha ganado en amplitud.
En este cuarto día ponemos rumbo a Valladolid (389 Km) y fin a esta interesante ruta.

Otras sugerencias y curiosidades

Espero saber explicar las diferencias entre los tres tipos de granero que puedes encontrar en Asturias y Galicia : El Hórreo, que se levanta sobre cuatro patas o pegollos, con planta cuadrada, paredes de madera y la cubierta a cuatro aguas de pizarra o teja; en cambio el Cabazo, es de planta rectangular con poca anchura y cubierta de pizarra a cuatro aguas, en tierras del interior, el cuerpo suele estar formado por dos muros de mampostería, mientras que los lados mayores están cerrados por listones de madera; en la zona costera, los cuatro muros están construidos con mampostería, dejándose varias aberturas para su ventilación. Posteriormente, ante la necesidad de aumentar el espacio para la conservación del cultivo de maíz, el hórreo cambia su planta de cuadrada a rectangular e introduce algunos cambios en su estructura: se incorporan más pegoyos (6 o más apoyos), se instala un caballete en la cumbrera para mantener el tejado a cuatro aguas e incorpora en algunos casos un corredor lateral para facilitar el secado del maíz; este último peculiar granero, se llama Panera.

Santa Eulalia de Oscos es la cuna del creador de la cerámica de “Sargadelos”. Según nos indicaron en Informacion y Turismo, es muy recomendable la visita de la Casa-Museo del Marques, donde además de visitar la casa, se puede ver como se elabora esta loza, un símbolo de la artesanía gallega. No pudimos verlo nosotros en esta ocasión por encontrarse cerrado hasta verano, así que lo dejamos para otro momento.

Justo al lado del Hotel Casona Cantiga del Agüeira” en donde nos alojamos el primer día, recomiendo acercarse hasta la Cascada de Seimeira (uno de los significados de "Seimeira" en asturiano es el de cascada o salto), al que se accede por un  camino que transcurre junto al río Agüeira hasta llegar a la cascada, un precioso salto de agua de unos 40 metros de caída entre los cortados de roca (la ruta es de dificultad baja y de unos 4 Km de recorrido).

Como curiosidad, en la comarca de Oscos-Eo, se habla “eonaviego” (una mezcla de gallego-asturiano).

El Museo de la cuchillería, situado a 1 Km. de Taramundi en la localidad de Pardiñas, te permitirá conocer la forma de vida de los “navalleiros” y el proceso de elaboración de una navaja, realizado por un artesano local. Como curiosidad indicar que en este Museo se encuentra la navaja más grande del mundo (Horario .De 11:00 A 14:00 y de 16:00 a 19:00 h , con demostraciones en vivo de cómo se hace una navaja: a las 12:00, 13:00, 17:00 y 18:00 h. Cerrado domingos tarde y lunes).

Cerca de Taramundi, más concretamente en Almallos,  se encuentra el Restaurante “Los Arandanos”, situado en medio de un puerto, en un entorno natural maravilloso rodeado de bosques y en donde puedes disfrutar de una rica comida casera. También disponen de una tienda donde es posible adquirir mermeladas y zumos que ellos mismo elaboran artesanalmente con frutas de su propia finca. Totalmente recomendable.

José María Vicente



La comarca de Liebana

Salimos de Valladolid dirección a Cervera de Pisuerga, en un recorrido que transcurre por autovía hasta Herrera de Pisuerga, para continuar posteriormente por una carretera de montaña que nos llevara al alto de Piedrasluengas, a 1.355 metros de altitud; en este lugar, realizamos una primera parada para disfrutar de las espectaculares vistas que se observan desde su mirador y desde donde es posible divisar los Picos de Europa y el valle de Liébana. 

Cogemos de nuevo el coche dejando tierras palentinas para adentrarnos en Cantabria y seguir camino hasta Potes, lugar de nuestro primer destino.
Llegados a la capital del valle de Liébana, realizamos un recorrido por sus empedradas calles, tomando como punto de partida la Oficina de Turismo, ubicada en el pórtico de la antigua Iglesia de San Vicente; este templo que data del siglo XIV, se encuentra retirado al culto y predominan los elementos góticos. Bajando por la calle Independencia se llega a la Torre del Infantado, el edificio más significativo de la villa, una torre medieval del siglo XV de marcado carácter militar; recomiendo subir a la parte alta de la torre para poder contemplar unas estupendas vistas de la ciudad y de los Picos de Europa. 
Atravesando el puente de la Cárcel que cruza el río Deva y ascendiendo por la calle Doctor Encinas llegamos al antiguo Convento de San Raimundo, del que solo se conserva la portada de acceso y el claustro; actualmente es la sede del Ayuntamiento.

Volvemos de nuevo al coche para dirigirnos a Liébana,  población situada a tres kilómetros de Potes, al objeto de visitar el Monasterio de Santo Toribio .Este Monasterio tiene junto a Jerusalén, Roma, Santiago de Compostela y Caravaca de la Cruz el privilegio de celebrar el Año Santo, otorgado por medio de una bula del Papa Julio II, en el año 1512. El Año Jubilar Lebaniego, se celebra el año en que la festividad de Santo Toribio, el día 16 de Abril, cae en domingo, lo cual ocurre en este año 2017.Después de dejar el coche en el parking habilitado a la entrada, nos dirigimos hasta el interior del templo pasando por la Puerta del Perdón al objeto asistir a la misa del peregrino que se celebra diariamente a las doce de la mañana. 


A la finalización de la misa se pasa a venerar el “Lignum Crucis”, el mayor trozo conocido de la cruz donde murió Cristo
Llegada la hora de comer, nos acercamos hasta Espinama y nos detenemos en el Hostal Restaurante “Remoña”. Probamos un cocido lebaniego riquísimo, en donde todas las carnes que lo acompañan proceden de su propia ganadería y que le ha hecho merecedor de ser elegido mejor cocido lebaniego en 2014, 2015 y 2017 en la Ruta de los Pucheros de Cantabria; también nos encanto el solomillo y la espectacular tarta de queso; resaltar la amabilidad e ilusión con que te presenta los platos su propietario, Jesús. ¡Un restaurante para repetir¡ Otra buena opcion para comer, sino tienes sitio en Remona, es el Restaurante Vicente Campo.
A poca distancia de donde nos encontramos se sitúa Fuente De, en pleno corazón de los Picos de Europa y nuestro próximo destino. En este punto, cogimos el teleférico, que salvando un desnivel de 753 metros  te lleva hasta el Mirador del Cable, a 1.823 metros de altura en poco más de cuatro minutos y desde donde se contemplan  unas vistas espectaculares. ¡No te lo debes perder¡
De camino de vuelta hacia Potes, en el término de Cosllaga, se encuentra el Hotel “Del Oso”, un lugar con un entorno agradable y en donde paramos a tomar un café.
Cogemos de nuevo el coche y antes de llegar a Potes vale la pena desviarse para ver Mogrovejo.En el recorrido que realizamos por el pueblo, nos llamo la atención alguna de sus típicas casas lebaniegas, aunque el edificio más significativo y antiguo es la Torre medieval del siglo XIII,de planta cuadrada y que con una altura de 21 metros destaca sobre el espectacular paisaje de los Picos de Europa. Otro edificio singular es la iglesia parroquial, con un retablo barroco en donde destaca la escultura de una Virgen flamenca del siglo XV.
En el camino de vuelta a casa y  pocos kilómetros después de pasar Potes, nos detenemos en Piasca, en donde visitamos la iglesia de Santa María, una bella construcción románica levantada en medio de preciosos paisajes .De la puerta principal, destacar las cuatro arquivoltas sobre capiteles ricamente decorados y sobre ella las imágenes de S. Pedro, la Virgen con el Niño y S. Pablo; mientras que en la puerta sur o del “cuerno” lucen dos arquivoltas donde se representan oficios medievales; en el interior, resaltar la gran belleza del capitel central de una de las arquerías del ábside central, que representa la Adoración de los Reyes Magos y en donde llama la atención la cantidad de detalles con que esta tallado.
Vuelta para Valladolid y fin de esta interesante ruta.

Otras sugerencias y curiosidades

Muy cerca de Potes, en las proximidades de Ojedo, subiendo al barrio de Casillas y continuando a pie unos 15 minutos por una pista que conduce a la Ermita de San Tirso, puede visitarse un precioso bosque de castaños, entre cuyos ejemplares destaca el conocido como La Narezona, uno de los árboles más grandes de esta especie en España, que destaca por el grosor de su tronco con unos 13 metros de circunferencia.

En la carretera entre Cervera y Palencia se encuentran algunos pueblos con destacadas iglesias del románico palentino: Perazancas, con la Ermita de San Pelayo;Olmos de Ojeda, con la iglesia de Santa Eufemia o Santibañez de Ecla, con la magnífica iglesia de San Andrés Arroyo (Consultar para mas detalles de esta zona, la entrada del blog : ”El románico palentino”).

Si dispones de tiempo, recomiendo acercarse hasta Bejes, a 22 Km de Potes. Rodeado de montañas y pastos, nos encontramos con este pequeño pueblo cántabro, un auténtico mirador natural sobre la zona. Callejeando entre casas de piedra, en donde se respira paz y tranquilidad, parece habernos transportado a tiempos pasados. Bejes, es famoso por su queso picón, que no debes dejar de probar, si eres amante de los quesos fuertes y curados. A unos seis kilómetros de Bejes, por una estrecha carretera con numerosas curvas, se encuentra la Quesería “La Branuca”, que te permite conocer y degustar estos ricos quesos.

Si eres amante del enoturismo, recomiendo acercarse hasta Cabezon de Liebana para visitar las instalaciones de Bodega Picos de Cabariezo, en donde te explican con detalle como elaboran el vino, el orujo  y la ginebra, pasando por ultimo a realizar una cata de sus productos acompañado con quesos de la zona. Visita muy interesante y además es gratuita.
 


Jose María Vicente




- Copyright © Desde Valladolid a rincones con encanto - Disñado por Jorge VR -