Con la tecnología de Blogger.

Blog sobre viajes

Bienvenido a este blog de viajes, en donde puedes encontrar rutas a rincones interesantes con algunos consejos y sugerencias que te pueden servir como pequeña guía de viaje. Aunque el punto de partida de estas rutas, generalmente es desde Valladolid, las mismas se pueden adaptar fácilmente cuando tengan otra Ciudad de origen. Espero que este blog, pueda ser de vuestro interés e utilidad. Jose Maria Vicente

Archive for enero 2019

De tapas por Valladolid 2


Como complemento a la otra entrada que tengo en el blog sobre “ruta de tapas por Valladolid”, aquí os dejo unas cuantas ideas para continuar disfrutando de alguna de las mejores tapas de la ciudad.

Villa Paramesa (Calixto Fernández de la Torre, 5).

Se encuentra ubicado junto a la Plaza Mayor, en un local no muy grande, con pocos asientos y normalmente hasta arriba de gente, pero merece la pena la parada. Alguna de sus tapas y raciones han sido galardonadas con diferentes premios tanto a nivel provincial, como nacional. 
Dentro de sus elaboradas tapas, es difícil elegir una, pero Los tres cerditos”(Coste: 3,20 €), galardonada con el Pincho de Plata en el Concurso Provincial de Pinchos 2018, es una de las recomendables por su originalidad en la presentación en forma de libro, básicamente es cochinillo deshuesado confitado y aderezado con tres salsas diferentes (“ajo blanco” de la cocina española, “ponzu” de la cocina japonesa y “pibil” de la cocina mexicana).Otra de las tapas que recomiendo es la de “ceviche” de sardina, alga y ajo negro ( Coste: 3 €), galardonado con el Pincho de Oro Nacional en 2014, ¡ realmente buenos¡

La Bodeguilla (Zúñiga, 6)

Es otro de los bares que no debes perderte en el tapeo vallisoletano. Se encuentra situado desde 1987 a pocos metros de la peatonal calle Santiago, con posterioridad han abierto otro local en la calle Platerías, pero mi recomendación, aunque la materia prima es la misma, es visitar el local de la calle Zúñiga, mas autentico y tradicional. 
La especialidad de este local son los “bocaditos de atún” (atún en aceite y pimiento rojo, coste 1,50 €) y que si quieres, puedes acompañar de una anchoa (1,90 €) ¡Totalmente recomendable¡La verdad, son tapas que no requieren ninguna elaboración especial, pero se suple con la buena calidad del producto que llevan incorporado.También son de resaltar los bocaditos de jamón y embutidos ibéricos.

La Teja (Plaza Martí y Monsó, S/N).

Este local se encuentra situado a pocos pasos de la Plaza Mayor vallisoletana. De entre sus tapas, quiero resaltar la ración de calamares, gambas y trocitos de bacalao rebozados, todo ello servido, de una original manera sobre una “teja” a modo de plato (8 €) y la “nécora”, un minibocata de calamares, con un rebozado muy bueno ( 2 €). A destacar la amabilidad de su personal.
Taberna “La Cárcava” (Cascajares, 2).

El local, situado junto a la Catedral vallisoletana, es bastante pequeño, pero tiene una terraza agradable con calefacción para los días más fríos. De entre la gran variedad de tostas bien elaboradas, que recomiendo compartir por su tamaño, resaltar la de “champiñón con queso de Roquefort” y la de “salmón romesco” (salmón ahumado, cebolla, migas de jamón, tomate y salsa de romesco), todo ello acompañado con un buen vino de Ribera de Duero. Fuera de las tostas, no dejéis de probar la “hamburguesa de lechazo”. Las tapas riquísimas, la carta de vinos es muy completa y además, resaltar la atención que prestan al cliente. (Coste de las tapas, 3 euros). ¡Merece la pena¡
La Sepia  (Plaza de la Rinconada, 9 y Jesus, 1).

Desde su apertura en el año 1974, es uno de los referentes del tapeo vallisoletano, que cuenta con cuatro locales en diferentes zonas de la ciudad. No habrá sido complicado deducirlo, aquí la especialidad es la ¡sepia! y aunque el local carece de encanto, la sepia está realmente buena (Coste ración 7,80 euros). Las patatas alioli o las bravas, también son muy típicas en este establecimiento. 
Don Bacalao (Plaza Santa Brígida,5).

Local en funcionamiento desde 1984, ha conseguido varios premios en el concurso de pinchos Ciudad de Valladolid. Mi recomendación es la ración de “Carpaccio de bacalao”, que lo  acompañan de una torta de pan untada con tomate y entre las tapas, los buñuelos y las cocochas de bacalao. El bacalao esta muy bueno, pero el tamaño de las raciones ha disminuido últimamente.

La Venta del Fraile (San Martín, 8).

Ubicado un poco más alejado del centro, se encuentra situado junto a la bella torre románica de la Iglesia de  San Martin. Lo curioso de este local, es el nombre de alguno de sus pinchos, relacionados con el ámbito clérigo que le da nombre. Alguna de sus especialidades que recomiendo probar: ¨Huevos del Fraile¨ (croqueta con huevo cocido), ¨Picardías¨ (bolas de patatas fritas con una salsa alioli) y ¨Capricho de Monja¨ (media salchicha roja envuelta en masa de pan artesano). Las tapas, buenas y originales, a mejorar, la simpatía y atenciones por parte del dueño.
Espero que con esta selección de bares, podáis disfrutar en vuestra visita a la capital vallisoletana, de alguna de estas tapas o racionesEsto es solo una sugerencia personal, dado que en Valladolid, existen otros bares en donde también poder tomar buenas tapas.

Otras sugerencias y curiosidades.

Si te apetece tomar un buen chocolate con churros o unas sabrosas porras, no dejes de pasar por "Chocolatería El Castillo", esta casa fundada en 1969, se encuentra situada en Calle Montero Calvo 1 y en otro local mucho mas amplio de Paseo Zorrilla 46. (3,8 €, el chocolate y cinco churros).

Si lo que queréis es comer sentados de mesa y mantel, aquí os dejo algunas recomendaciones:

“Los Zagales” (Pasión, 13). A pocos metros de la Plaza Mayor vallisoletana, disponen de un buen menú del día (16 entrantes y 20 segundos platos), cuyo precio es diferente según sea día de diario, sábado o víspera de festivo, o domingo o festivo (19,95 €, 23,50 € y 24,95 € respectivamente). Además, es este un buen lugar para tomar tapas, varias de las cuales han ganado premios en el Concurso Nacional de pinchos.(Reservar en: 983 351525).

“Villa del Prado” (Monasterio Santo Domingo de Silos, 1). Local un poco alejado del centro, se encuentra situado en la zona de Villa del Prado, justo detrás de Las Cortes de Castilla y León. Buen lugar donde comer marisco y pescado con una relación calidad/precio muy buena. Disponen de un menú del día, con dos primeros y dos segundos a elegir por 15 € (diario) y 21 € (viernes, sábado y domingo), en esta ocasión, el menú está compuesto por: mejillones al vapor, langostinos a la plancha y chipirones en su tinta, todo esto al centro y para compartir, el segundo es individual y hay para elegir entre merluza o entrecot, para terminar el postre, vino y café.  Par mi opinión cumple con las expectativas del cliente y es uno de los mejores lugares para comer en fin de semana.(Reservar en: 983 347014).

“Campo Grande” (Gregorio Fernández, 4). Restaurante con una larga trayectoria, que dispone de lunes a viernes (no festivos) de un menú con bastante primeros, segundos y postres, con bebida incluida (21,50 €).Por recomendar alguno de mis platos preferidos: “pochas” con almejas, salpicón de marisco y rape con piñones. Recomiendo reservar (983 380840), ya que es un sitio que se suele llenar. Para mi opinión el mejor lugar para comer de menú entre semana.
"Vinos Merino" (Conde Ribadeo, 2). Taberna castellana inaugurada hace 50 años, que se ha trasladado recientemente a este nuevo local.  Si nos animamos a entrar, podemos disfrutar de un buen menú por 21 euros, cuyo plato principal es el arroz con bogavante: Empezamos con una tabla de embutidos, seguidos de unas rabas, para llegar al plato principal, un arroz con bogavante cocinado en cazuela de barro, con un sabor exquisito. De postre, canutillo de crema y helado de turrón. Botella de tinto Ribera, agua, cafés y chupito casero. Todo con un trato excelente por parte de los camareros. ( Reservar en: 608 401391).

Si eres amante de los dulces, recomiendo pasarte por el Monasterio de Santa Isabel (Calle Encarnación, 6), ocupado por las Hermanas Clarisas Franciscanas, famosas en la ciudad por su horno artesano y repostero. Está situado al lado del Patio Herreriano y junto a la Iglesia de San Benito, próximo a la Plaza Mayor vallisoletana. En la iglesia de este convento podemos ver un bello retablo de Juan de Juni y un interesante claustro.Entre su repostería,  recomiendo probar los mantecados de almendra y los roscos de hojaldre con cabello de ángel.

Jose Maria Vicente


- Copyright © Desde Valladolid a rincones con encanto - Disñado por Jorge VR -