Con la tecnología de Blogger.

Blog sobre viajes

Bienvenido a este blog de viajes, en donde puedes encontrar rutas a rincones interesantes con algunos consejos y sugerencias que te pueden servir como pequeña guía de viaje. Aunque el punto de partida de estas rutas, generalmente es desde Valladolid, las mismas se pueden adaptar fácilmente cuando tengan otra Ciudad de origen. Espero que este blog, pueda ser de vuestro interés e utilidad. Jose Maria Vicente

Archive for febrero 2021

Gastronomia en Santiago de Compostela

 

Después de haber visitado Santiago de Compostela en numerosas ocasiones, me he decidido a preparar este post con un pequeño recorrido por la gastronomía compostelana, al objeto de señalar alguno de sus rincones más significativos y curiosos.

Comenzamos esta ruta paseando por la animada calle del Franco y la contigua calle Riaña, en pleno corazón de Santiago, junto a la Catedral. A diferencia de lo que se pueda pensar, el nombre de Rua do Franco, no se debe a Francisco Franco, sino al de los peregrinos, en su mayoría de origen francés, que llegaban hasta la Catedral cruzando esta calle. Alguno de los bares de tapeo interesantes en esta zona:

- Viñoteca “Ventosela”. En este pequeño local, por gentileza de la casa, te acompañan de un copioso plato de embutidos y quesos con cualquier consumición que realizas. Disponen de variedad de tapas, estas ya de pago, entre las que recomiendo la cecina y el lacón con queso de tetilla. Resaltar la amabilidad de su personal y la variedad de vinos que tienen para elegir, especialmente gallegos. (Rúa da Raíña, 28).

- Justo delante del Ventosela, se encuentra el “Orella”, donde su plato estrella como no podía ser de otra manera es la oreja. Abierto desde 1962, es uno de los locales más castizos de la zona, en donde puedes degustar y además gratis, la tapa de oreja de cerdo cocida con aceite de oliva y pimentón. Buenas también las zamburiñas a la plancha y los calamares. (Rúa da Raíña, 21).

- "O Gato Negro". Esta taberna fundada en 1920, es la más antigua de la ciudad, se encuentra como si por ella no hubiera pasado el tiempo y de la misma manera que cuando lo visite por primera vez en la década de los 80. Sí te guías por su aspecto y decoración, seguramente pasaras de largo, pero si te decides a entrar, podrás comprobar que ha sido un acierto. Las raciones que sirven siguen siendo las de siempre, recomiendo probar: pulpo a “feira”, almejas marineras o unos ricos berberechos al vapor, todo ello acompañado de un ribeiro de la casa servido en taza o "cunca", una manera tradicional de tomar el vino en Galicia. 
No dejes de probar también, la empanada que diariamente preparan de manera artesanal, entre las que recomiendo la de “xoubas” (sardina pequeña) y la de bonito. Buena relación calidad precio y personal muy amable (Rúa da Raíña, s/n).

Si te apetece hacer un alto en el camino, recomiendo acercarte hasta el Hotel Costa Vella, ubicado en la Porta da Pena. Su terraza-jardín, en pleno centro de Santiago, es un lugar privilegiado en donde tomar un café, en un entorno con mucho encanto.

Nos desplazamos a la Rua Nova 46, ya que es imposible hablar de tapas en Santiago sin mencionar la tortilla de patatas de “La Tita”. Considerada por muchos la mejor tortilla de Santiago, la sirven gratis con cada consumición, lo que ha hecho de este plato el emblema del establecimiento. Cuando la pruebes verás que el sabor se corresponde con su presentación, pero debes tener en cuenta que, si te gusta la tortilla bien pasada, esta no te gustara, es jugosa pero poco hecha, estilo Betanzos. A mejorar el servicio y atención al cliente. 


Nos dirigimos al Mercado de Abastos, todo un referente en la comarca y uno de los cinco más importantes de España. En su interior, podemos ver los tradicionales puestos de pescado, marisco, verduras o carne, junto con otros puestos en las calles que circundan el mercado, en donde se ubican las conocidas como “paisanas”, mujeres  que venden en este lugar  artículos de sus propias huertas como:  grelos, patatas o pimientos de Padrón. ¡realmente vistoso y llamativo ¡

Después del interesante recorrido por Mercado, nos dirigimos a la Nave 5, dedicada a la restauración, aunque no esperéis sea un mercado gastronómico del estilo de San Miguel en Madrid. Alguno de los locales de interés:

- “Abastos 2.0”, original taberna que cuenta con dos locales, uno enfrente del otro, siendo uno más para picoteo y otro de restaurante. La primera vez que visitamos este local, lo hicimos a base de tapas, entre las que recomiendo: el pulpo a la brasa con ajada y patatas, que estaba exquisito y el tartar de atún. En esta segunda ocasión, nos decantamos por visitar el restaurante, donde degustamos un menú que cambia diariamente según el producto de mercado (3 Tapas + Empanada + 1 Marisco + 1 Pescado + 2 Postres, que cuesta 30 euros, sin incluir en el precio el vino). Se trata de un menú bastante completo, de donde destacaría, el “xargo”, un rico pescado azul, preparado con una salsa a base de lima, aceite y jalapeño. Visita recomendable por la calidad y elaboración de los platos, pero fuera del ámbito culinario, deberían mejorar la poco atractiva página web del restaurante, que además solo está en inglés y gallego. 

- “Amoado”. Local especializado en “filloas”. Se trata de unas tortitas típicamente gallegas, parecidas a los “creps”, que pueden ser dulces o saladas, donde mezclan lo tradicional con lo innovador. Recomiendo la filloa de pulpo, fundido con queso San Simón y la de chicharrones. 

- Justo enfrente de este último local se encuentra “A Ostrería”. Las ostras gallegas son su fuerte, pero el resto de los mariscos no desmerecen. No dejes de probar las ostras, de pequeño tamaño, pero de un sabor extraordinario, acompañadas de un buen ribeiro. A resaltar la amabilidad de su personal.

Nos desplazamos hasta la Rua de San Pedro, último tramo del Camino de Santiago, por él que se entra a la ciudad. Acostumbrado a ver pasar peregrinos desde hace siglos, ha pasado en los últimos años a convertirse en un barrio a caballo entre la tradición y la modernidad, con una gran oferta gastronómica. Dejo la reseña de algunos rincones interesantes:

-  "A Maceta". Es un restaurante con apenas cinco años de funcionamiento, pero que se ha convertido en todo un referente de la calle. Cuenta con varios ambientes, desde una zona para picoteo, pasando por un agradable jardín, hasta llegar al pequeño comedor. Nos sentamos en el jardín, para mi gusto la zona con más encanto del local, para después de tomar unas cervezas, pedir para compartir, varios platos de la carta: “Gua Bao” de chipis, (un mollete o bocadillo hecho con una masa de harina de trigo, levadura, vinagre, agua, aceite, sal y leche, cocida al vapor, que se presenta plegado y relleno en este caso de chipis), algo diferente y original. "Langostinos crujientes", realmente buenos. “Sashimi” de jurel, (El “sashimi” es un plato japonés de marisco o pescado crudo, cortado finamente, aunque no tanto como un “carpaccio”). Acertamos plenamente en la primera visita que realizamos a este local, con platos muy elaborados, donde se fusionan ingredientes, sabores y texturas. Sin duda recomendable y para repetir. (Rúa de San Pedro, 120). 


-  "A Moa". Decorado con mucho gusto, el local está dividido en dos espacios, el sótano, que no resulta agobiante al ser abierto a un agradable jardín, mientras que a nivel de la calle se encuentra el bar. Con las consumiciones, te ponen tapa cortesía de la casa. Entre las tapas de pago que probamos, resaltar las croquetas de pulpo á “feira”. Buena cocina, pero las raciones un poco escasas. (Rúa de San Pedro, 32).

-  "Rodeiro". Es una de las viejas casas de comidas que sigue resistiendo en este barrio y en donde cruzar su puerta es retroceder en el tiempo. Ofrece el que muchos consideran uno de los mejores mejor cocidos gallegos, con nueve ingredientes sobre la bandeja, además de tres postres, “filloas incluidas”, eso sí previa reserva. No debemos olvidar su casero menú del día. (Rua de San Pedro, 5).

-  "O Dezaseis". Local situado en unas antiguas caballerizas y decorado con mucho gusto, con una cocina en donde convive la tradición con la modernidad y que apuesta por el producto gallego. De su carta, no dejes de probar la especialidad de la casa, el pulpo a la parrilla, esta espectacular. Otro par de recomendaciones: El queso San Simón a la plancha, acompañado de confitura de tomate y nueces, el bacalao al horno con patatas panaderas y algo que nunca defrauda, la empanada de bonito. Lo hemos visitado en varias ocasiones y siempre sales satisfecho. También cuenta con un menú diario entre semana. (Rúa de San Pedro, 16).

- Si tu visita coincide con el buen tiempo, recomiendo pasarte por la Heladería “Xearte Brigitte”. Helados artesanos de calidad, para cuya elaboración utilizan leche fresca. Tienen variedad de sabores, en donde se combinan helados clásicos, con propuestas orientadas a los productos locales como la Tarta de Santiago y el helado peregrino. La verdad es que están todos muy buenos (Rua San Pedro, 70).

Entre los muchos placeres gastronómicos que podemos encontrar en Galicia se encuentra la tradicional y deliciosa tarta de Santiago. La proporción de ingredientes de esta tarta, la determina el Consejo Regulador D.O., que indica que la almendra tiene que representar al menos un 33% del peso total, el azúcar el 33% y el huevo el 25%., para decorarla finalmente con la figura de la Cruz de Santiago, espolvoreada con azúcar glass. Debes prestar atención cuando compres una tarta, a la proporción de almendra que tiene, dado que algunas de las que venden no cumplen el requisito mínimo del 33% de almendra. Aquí dejo dos buenas alternativas, con las que seguro acertaras. En la Rúa do Vilar, 50 se encuentra la Pastelería “Mercedes Mora”, una casa fundada en 1924, que dispone de una acogedora Cafetería, donde poder desayunar o comprar, para mí una de las mejores tartas de Santiago. 


Las monjas del Convento de San Pelayo de Antealtares, en la Plaza da Quintana, en las inmediaciones de la Catedral, elaboran exquisitos dulces artesanales como las exquisitas pastas de té y la espectacular tarta de Santiago. Recomiendo la visita del Museo de Arte Sacro y asistir a las 19,30 Horas, a la "Misa de Vísperas", donde podrás escuchar los canticos angelicales de las Monjas benedictinas. El domingo a las 12.00 Horas, puedes asistir a la eucaristía y acompañar a las monjas, escuchando sus canticos gregorianos.

Jose Maria Vicente

Otras sugerencias y curiosidades.

* En Galicia se preparan algunas de las mejores tortillas de España, destacando las que preparan en la localidad de Betanzos. En esta ocasión, dado que nos encontramos en Santiago, nos vamos a detener a comentar las que preparan en Casa de Armando Blanco, más conocido como la Casa de las tortillas. Se encuentra situada en la carretera dirección La Estrada, en el municipio de Teo, a pocos kilómetros de Santiago. El sitio es bastante agradable, con una ambientación rústica y sin ningún lujo, ya que allí se va a comer principalmente tortilla, eso sí, poco hecha, a no ser que se la pidas expresamente más pasada. He vuelto recientemente a este local, que conozco desde los años 90, siguen preparando una rica y jugosa tortilla, pero hay otros aspectos no culinarios que dejan mucho que desear, como es la atención al cliente, no disponer de carta y no entregarte ticket al pagar la consumición. No creo que vuelva a repetir.

 

* Un reciente informe, de la Universidad de Oviedo, publicado por la revista de divulgacion cientifica "Food Control", constata un fraude generalizado en el etiquetado de las zamburiñas en Asturias. Se trata de un verdadero engaño al consumidor, dado que sobre las cartas de bares y restaurantes te ofrecen “zamburiñas”, cuando lo que en realidad te estan sirviendo son “vieira del Pacífico” y en el mejor de los casos, “volandeiras”. En Galicia, he podido comprobar que tambien se encuentra estendida esta picaresca.

Dejo una breve reseña de como diferenciar las “zamburiñas” de las “volandeiras”, moluscos bivalvos de la misma familia que la vieira, criados en ambos casos de forma salvaje.

- La concha de la “volandeira”, es más redondeada que la concha de la zamburiña, que es alargada y con finas estrías.

- El color de la concha de la “volandeira” es de tonos más anaranjados, al contrario que la zamburiña que tiene un color grisáceo.

- La Volandeira, posee dos “orejas” en la concha, mientras que la zamburiña sólo una.

- La “gónada” o coral, es un apéndice utilizado como aparato reproductor del molusco, que en el caso de las “volandeiras”, destaca por su color anaranjado o rojo intenso, mientras que en las zamburiñas es de color blanco.

La “vieira del Pacífico”, es también un molusco bivalvo, originario de Perú o Chile que, en lugar de ser salvaje, procede de criaderos y que llega generalmente a nuestros restaurantes, congelada. El aspecto, tanto interior como exterior, es similar a la “volandeira”.

La “zamburiña” concentra un sabor y una textura de mayor calidad, que la “volandeira” y la “vieira del Pacífico”.


 

 

 

- Copyright © Desde Valladolid a rincones con encanto - Disñado por Jorge VR -