Con la tecnología de Blogger.

Blog sobre viajes

Bienvenido a este blog de viajes, en donde puedes encontrar rutas a rincones interesantes con algunos consejos y sugerencias que te pueden servir como pequeña guía de viaje. Aunque el punto de partida de estas rutas, generalmente es desde Valladolid, las mismas se pueden adaptar fácilmente cuando tengan otra Ciudad de origen. Espero que este blog, pueda ser de vuestro interés e utilidad. Jose Maria Vicente

Archive for marzo 2016

Románico por el Norte de Palencia







Emprenderemos esta ruta por el Románico del norte de Palencia, zona considerada la más rica en monumentos románicos de Europa y que nos permitirá disfrutar desde pequeñas Ermitas a grandes conjuntos monásticos, emplazados todos ellos en parajes de singular belleza.

Partimos de Valladolid por la autovía a Santander A 67, hasta la salida 88 (dirección Alar de Rey/Olmos de Ojeda), para seguir hasta Santibáñez de Ecla (133 Km.), que es donde se encuentra el Monasterio de San Andrés de Arroyo, habitado por una congregación de monjas Bernardas del Cister. La joya del monasterio,  es su magnífico claustro románico del s.XII, en donde quedaras impresionado por las delicadas labores escultóricas de los capiteles, adornados con motivos vegetales y entre los que sobresale uno con volutas talladas casi al aire. De su iglesia, una réplica en pequeño del Monasterio de las Huelgas (Burgos), sobresale el coro de sillería con columnas de nogal (s. XVIII). No olvidar comprar alguno de los ricos dulces que se elaboran en el convento, en donde destacan los “Raquelitos”: lacitos de hojaldre y azúcar glasé (Las visitas son guiadas a las 10-11-12-16-17-18 horas y tienen un coste de 3 €).
A poca distancia, nos detenemos en Moarves de Ojeda, para admirar la Iglesia de San Juan Bautista, de dimensiones reducidas y que data del s.XII. Nos hubiera gustado verla por dentro, pero no encontramos a dónde dirigirnos para hacerlo. De cualquier manera, fue un verdadero placer contemplar su portada, coronada por un magnifico friso, en donde aparecen representados los apóstoles flanqueando la figura de Cristo (Pantocrátor), también de la portada, destacar las cinco arquivoltas decoradas con motivos vegetales. Fue una pena no poder ver la pila bautismal troncocónica, pero seguro que podremos ver su interior en una próxima ocasión. Solo por fuera, ya es extraordinaria.

La siguiente parada es Olmos de Ojeda, en donde visitamos la Iglesia de Santa Eufemia de Cozuelos,la cual se encuentra dentro del complejo hotelero- rural “Finca de San Esteban”. La iglesia perteneció a un antiguo monasterio de la Orden de Santiago, su estructura es de cruz latina, de una nave, del interior son de destacar la gran riqueza ornamental de sus capiteles y la belleza de  la cúpula, que se convierte de una base cuadrada en un octógono y éste, pasa a un polígono de dieciséis lados sobre el que descansa la bóveda. Dentro de la iglesia, hay un pequeño museo en que se guardan esculturas y lapidas del que fuera conjunto monástico (visita guiada, coste 3 € , de martes a domingo de 10 a 14 h. y de 16 a 19 h.)

Nuestro siguiente destino, Perazancas de Ojeda, para visitar la Ermita de San Pelayo, cuya lápida interior indica que data del año 1076, una de las más antiguas del románico palentino. Esta preciosa y pequeña ermita, se encuentra a kilómetro y medio de esta población, rodeada de un paraje idílico. Además de su bello ábside reforzado por cuatro columnas, destaca su interior cubierto por pinturas murales, uno de los pocos restos pictóricos de finales del s.XII de Palencia.(Lo más probable es que la encontréis cerrada, para verla ,contactar en el T: 979877402).Otra de las  joyas arquitectónicas de esta pequeña localidad palentina, es la Iglesia de la Asunción ,que data de finales del siglo XII, de su interior, destacar la interesante pila bautismal.
 
Seguimos la ruta en dirección a Aguilar de Campoo, considerada la capital del románico norte de Palencia, por la gran  concentración de iglesias existentes a su alrededor.El lugar elegido para comer es Restaurante El Barón, situado en pleno casco histórico, en una casa solariega y blasonada del siglo XVII. En un ambiente agradable y acogedor degustamos un bien preparado menú del día.

Para bajar un poco la comida, nada mejor que un paseo, bajando por la misma calle del restaurante, llegamos hasta la Plaza Mayor, lugar en donde abundan los edificios blasonados, como la Casa de los VII Linajes, de origen gótico - mudéjar y con siete gárgolas que representan los siete pecados capitales, también en la Plaza, se levanta la Casa de los Marqueses de Aguilar, de la que llama la atención sus galerías acristaladas, seguimos caminando hasta El Paseo de la Cascajera, una de las zonas peatonales más bonitas y relajantes de Aguilar (se encuentra situado entre las Puertas de San Roque y de la Cascajera , dos de las seis puertas, que aun se conservan del recinto amurallado de la villa), a un lado del paseo podemos ver restos de la muralla. 

Volvemos de nuevo a la Plaza y en ella, nos encontramos con la Colegiata de San Miguel, la cual se encuentra situada en un bonito entorno, junto al río y en un lateral de su bella plaza Mayor. Su construcción se realizo a lo largo de tres épocas, la puerta principal de estilo románico tardío s. XIII, el resto del templo gótico s.XIV y los dos últimos cuerpos de la torre del campanario, que son del renacimiento (estilo herreriano s.XVI). De su interior, resaltar su magnífico retablo mayor.

Otra iglesia destacada y que no debemos perdernos es la Ermita de Santa Cecilia del s.XII, que se encuentra en la falda del monte Aguilar y justo debajo del castillo.Recientemente ha sido restaurada, por lo que podemos disfrutar de ella en su máximo esplendor. De su interior son de destacar la belleza de sus capiteles, especialmente uno de ellos, que relata el dramático episodio de la Matanza de los Santos Inocentes. 

Un poco mas alejado,se encuentra El Monasterio de Santa María Real, declarado monumento nacional, fue construido entre los siglos XII-XIII y ha sufrido una gran restauración debido al estado de abandono en que se encontraba. Se comienza la visita pasando por una sala en donde se pueden ver las réplicas de los preciosos capiteles que pertenecían al claustro y que fueron sustraídos en 1871 y llevados al Museo Arqueológico de Madrid, luego se visita la Iglesia del románico tardío, con su cabecera gótica del siglo XIV y el precioso claustro con sus dobles columnas. En el exterior, sobresale la gran espadaña y una portada con 3 arquivoltas. Actualmente, el monasterio es la sede del Centro de Estudios del Románico (los horarios de visita son de martes a viernes de 16 a 19 h. y sábados, domingos y festivos de 10:30 a 14 h. y de 16:30 a 19:30 h).


Fin de la interesante ruta y vuelta para Valladolid (143 Km.)



José María Vicente





Las centenarias Tabernas de Madrid 1




El centro histórico  de Madrid, esconde entre sus calles, tabernas y tascas que han conseguido sobrevivir varias generaciones sin cambiar ni su aspecto exterior, ni el interior y que cuentan, muchas de ellas, con más de un siglo de vida.
Realizaremos un recorrido por alguna de estas Tabernas y disfrutaremos tomando una cerveza o vermut, en un ambiente que nos permitirá situarnos en  épocas pasadas.

CASA "ALBERTO" (C/ Huertas nº 18).
Situada en pleno barrio de las Letras, esta Taberna lleva abierta desde 1827, manteniendo de dicha epoca, una caja registradora o la saturadora de Seltz con la que antiguamente se fabricaba el agua con gas. En el mismo solar donde se ubica esta taberna,  vivió Miguel de Cervantes en 1613 y aqui escribió la segunda parte del Quijote y la obra "Viaje al Parnaso". Fue en su época una taberna teatral, en donde se despachaban las entradas de la “claque”: pases que se vendían a un precio más asequible, a cambio de aplaudir durante la función a requerimiento del Director. En su antigua barra de madera labrada cubierta de ónice, se pueden degustar alguna de sus especialidades, entre las que recomiendo: Pimiento del Piquillo relleno de rabo de Toro, los callos, bacalao a la madrileña o los huevos cervantinos.

CASA “LABRA". ( C/Tetuán 12).
Situada a dos pasos de la Puerta del Sol, esta casa lleva en funcionamiento desde 1860. Una placa en su fachada, recuerda que aquí se fundó de manera clandestina el Partido Socialista Obrero Español en 1879. Suele formarse cola para poder acceder al local, pero la espera, vale la pena, su tajada de bacalao y las croquetas, son un buen motivo para hacer un alto en el camino mientras dsifrutas del centro de Madrid. La bebida se pide en la barra y las tapas en un pequeño mostrador.
TABERNA “LA DOLORES”. (C/Plaza de Jesús 4).
Situada cerca del Paseo del Prado y frente a la Iglesia de Jesús de Medinaceli, fue fundada como casa de comidas en 1908, siendo facilmente reconocible por su vistosa fachada de azulejos. Como reza el azulejo de la entrada: “Cervezas frescas y tapas”, en su alargada barra de madera y marmol puedes tomar unas buenas raciones de boquerones y anchoas con patatas fritas o una rica tostada de cabrales con anchoa, todo ello acompañado de una bien tirada cerveza.

BODEGA “LA ARDOSA”. (  C/Colon 13).
Fundada en 1892, debe su nombre a una comarca vinicola de Toledo, donde su primer propietario poseía numerosos viñedos y te va a ser muy fácil reconocerla, pues su fachada mantiene la llamativa decoración en color rojo,  habitual en las viejas tabernas de Madrid.  La tapa que no debes perderte, es la tortilla de patatas, una de las mejores de la ciudad, dorada por fuera y cuajada en su punto justo, sin estar cruda, resulta la mar de jugosa. (Conviene ir pronto, dado que hace un número limitado de tortillas y se acaban enseguida). Te recomiendo que la acompañes de una caña de cerveza, tirada magistralmente desde el ornamentado grifo “Pilsner Urquell”. (Podemos ver en el local el diploma que acredita a “La Ardosa”, con la licencia nº 1, en España, de venta de esta cerveza checa).
TABERNA “ ANTONIO SANCHEZ”. (C/ Mesón Paredes 13).
Este establecimiento situado en el barrio de Lavapies, data de 1830 y  se encuentra vinculado al mundo del toro, pudiendo ver colgandos sobre sus paredes carteles taurinos centenarios o frescos de famosos toreros como Frascuelo o Lagartijo. Hoy en día, es con diferencia la taberna más antigua de Madrid sin reformar, conservando la decoracion intacta desde su origen, como la antigua caja registradora  de más de 120 años o las lámparas de gas con que se iluminaba el local en su epoca. Recomiendo la visita por lo pintoresco del local, dado que gastronómicamente no es resaltable, una de sus especialidades, el rabo de toro o los callos,  buenos pero sin destacar.
 
LA CASA DEL "ABUELO".  (C/Victoria 12).
Esta emblematica taberna, data de 1906. Es un local que me trae gratos recuerdos, cuando en compañía de mis padres, visitábamos Madrid y esta casa era lugar de parada obligatoria. Hoy en día, sigue ofreciendo sus famosas gambas a la plancha o al ajillo y su vino dulce “El Abuelo”. Aunque ya no es el que era y además con precios excesivamente caros, merece la pena visitarlo.
EL "ANCIANO REY DE LOS VINOS". (C/Bailen 19).
Local situado justo enfrente del Palacio Real y la Catedral de la Almudena en un edificio de 1886, abrió sus puertas en 1909.  Como curiosidad, durante la República, se elimina la palabra "Rey" del rotulo del local, pasando a llamarse “As de los Vinos”. Recomiendo visitar este local con tantos años de historia en el corazon de Madrid y tomar un buen vermut de grifo o un vino dulce "El Anciano", al que te acompañan de unas aceitunas gentileza de la casa.
TABERNA "OLIVEROS". (C/ San Millán 4).
Fundada en el año 1857 y adquirida en 1922 por la familia asturiana Oliveros, se encuentra situada muy próxima al rastro. El local se mantiene tal como era en sus inicios, destacando sus azulejos de la portada, original de la época y en donde se puede leer su famoso lema: "Para comer bien y barato, San Millán cuatro". Esta mas indicado para ir a comer, que para tapear. Tienen una variada carta de platos asturianos, en donde destaca la fabada, pero deben mejorar mucho en la atencion al cliente.
BODEGAS "RICLA" (C/ Cuchilleros 6).
Situada en las proximidades de la Plaza Mayor, se fundó en 1867 y sus fundadores le pusieron el nombre del pueblo de Aragón de donde eran originarios. Mantiene la esencia de lo antiguo en su decoración, desde el caracteristico color verde de su fachada, a la peculiar columna en el medio del local. Recomiendo pedir el vermut de barril al que acompañan de una tapa gentileza de la casa. La tostada de bacalao en aceite, esta esplendida.
TABERNA  "ANGEL SIERRA".  (C/ Gravina, 11).
Esta taberna, situada en la Plaza de Chueca abrió sus puertas en 1917. Destaca su  portada de madera con cristales pintados de la época. Su interior, está decorado con cubas, estanterías de madera y viejas botellas, propias del despacho de vinos y licores que fue en su momento, sobre  el techo, llama la atención un bonito fresco. Aquí se viene por visitar lo que es una bodega tradicional y tomarse una caña o un vermut de grifo, por cierto uno de los mejores de Madrid. Como curiosidad, en 1995 aparece este local en la pelicula de Almodovar "La Flor de mi secreto".
 
 
LA CASA DE LAS "TORRIJAS". (C/Paz 4).
Dejo para el final a modo de postre, este local situado en las proximidades de la Puerta del Sol y que data de 1907. Como su nombre indica, está especializado en torrijas, sinceramente están buenas, pero diferentes a la que estamos acostumbrados a comer por nuestra tierra, ya que están empapadas en vino dulce, lo que hace que le dé un sabor un tanto peculiar.

En Madrid, existen más bodegas de estas características y seguro que también interesantes, la relación de Tabernas indicadas anteriormente, son una sugerencia muy personal, si decidís visitar alguna de ellas, espero que os gusten y me hagáis llegar vuestras opiniones y comentarios.


Otras sugerencias y curiosidades.

 

* Dejo un par de reseñas sobre dos interesantes bodegas, que aunque no centenarias , vale la pena visitar:

CASA “REVUELTA”. (C/ Latoneros 3).

Situado en pleno corazón de los Austrias y a dos pasos de la Plaza Mayor, esta pequeña taberna, abrió sus puertas en 1966. La tapa estrella es una buena tajada de bacalao, os garantizo que no os arrepentiréis el probarla. Compite con Casa Labra por ver cual sirve el mejor bacalao, para mí los dos son buenos, pero me quedo con el de Casa Labra, por la posibilidad que tienes de poderte sentar alrededor de una de sus mesas de mármol blanco e hierro.

TABERNA  “ALMENDRO 13”. (C/ Almendro 13).
Sin ser un local centenario, esta Taberna andaluza situada en el Madrid más castizo y a pocos minutos de la Plaza Mayor , ha sabido ganarse la confianza de los que la visitan. Sitio ideal para comer o cenar de manera informal, mi recomendación : Los huevos rotos, las papas "emporradas" (con salmorejo y jamón) y las insuperables roscas de pringá  o de jamón ibérico. Con la bebida, acompañan un plato de altramuces y aceitunas, gentileza de la casa.

 

- Copyright © Desde Valladolid a rincones con encanto - Disñado por Jorge VR -