Con la tecnología de Blogger.

Blog sobre viajes

Bienvenido a este blog de viajes, en donde puedes encontrar rutas a rincones interesantes con algunos consejos y sugerencias que te pueden servir como pequeña guía de viaje. Aunque el punto de partida de estas rutas, generalmente es desde Valladolid, las mismas se pueden adaptar fácilmente cuando tengan otra Ciudad de origen. Espero que este blog, pueda ser de vuestro interés e utilidad. Jose Maria Vicente

Archive for abril 2016

Oviedo en 3 días




Salimos de Valladolid en dirección a Arnao (296 Km.), en donde visitaremos una de las explotaciónes de carbón más antiguas de la península Ibérica  y la única mina submarina de Europa  Minas de Arnao, primero se visita un museo y a continuación se baja al interior de la mina a unos 20 metros de profundidad, una experiencia muy interesante.

Dado los apenas cuatro kilómetros que nos separan de Aviles, realizamos una visita por el casco antiguo de esta villa industrial,  partiendo de la Plaza España, en donde se encuentra el Ayuntamiento como edificio mas destacado, seguiremos por la calle Ferrería, en cuyo entorno se sitúan varios Palacios, el mas destacable es el de Valdecarzana , de estilo gótico. Por la zona de Sabugo, antiguo barrio de pescadores, destaca su Iglesia y la calle Bances, con sus soportales elevados.

Llegada la hora de comer, parada en Restaurante "La Quintana Manuela", donde preparan un estupendo "cachopo" : plato característico de la cocina asturiana , que consta de dos filetes de ternera y entre ellos jamón y queso, todo ello frito tras ser empanado en huevo  y que se suele servir con guarnición de patatas o pimientos (recomiendo pedirle para compartir, dado su tamaño). 

Dejo como opción otros dos restaurantes interesantes y en la misma zona : Casa Gerardo en Prendes, un templo en donde comer la autentica fabada y Casa Belarmino en Gozon, donde tomar un buen arroz con pitu de Calella (pollo de corral criado en los pueblos de manera natural, sin piensos).

Continuamos la ruta en dirección a Oviedo y nos alojamos en el  Hotel Ayre , diseñado por el arquitecto Santiago Calatrava y que se encuentra a unos 10 minutos a pie del centro histórico.

En la plaza de la Escandaledadestaca la escultura "La Maternidad", de Fernando Botero, popularmente conocida como La Gorda, dicha plaza se encuentra situada en una esquina del Parque de San Francico, el espacio verde de la ciudad que nos permite adentraremos en el casco histórico. 
Si vamos por la calle Fruela , nos llevara al Ayuntamiento con su bien conservada fachada renacentista y por la calle San Francisco ( a la derecha encontramos la sede de la antigua Universidad ), nos dirigimos a la Catedral de San Salvador, construida sobre el primitivo templo del siglo IX y que posee la particularidad de ser la única catedral gótica que solo posee una torre. Del exterior, destacar la Puerta de la Limosna, recientemente restaurada, que da acceso al claustro desde la Corrada del Obispo. De su interior es de resaltar: La Cámara Santa, que se articula entorno a dos capillas, la inferior llamada cripta de Santa Leocadia y la superior, capilla de San Miguel, en donde destacan 12 estatuas-columnas que representan a los Apóstoles, junto al Arca Santa que contiene el sudario de Cristo y  la Caja de Ágatas, con las cruces de la Victoria y los Ángeles, símbolo de la ciudad. El magnifico retablo mayor hispano-flamenco  labrado en madera con escenas de la vida de Jesús. Dos de las capillas que quiero resaltar son la de Velarde, con un bello retablo de Alonso Berruguete y la del Rey Alfonso II el Casto, con el panteón de reyes asturianos. El claustro también merece la pena ser visitado. 

Para rematar el día nos acercamos a la calle Gascona, mas conocida como  el "Boulevard de la Sidra", una calle peatonal repleta de sidrerías, en una de ellas, La Pigueña, tomamos una botella de sidra acompañada de una tapa gentileza de la casa.

En el segundo día, la primera parada es para desayunar en Pasteleria Rialto ( C/ San Francisco 12), la especialidad de esta casa son unos dulces llamados "moscovitas" (pastas finas de almendra y chocolate) y que se pueden degustar junto al resto de sus especialidades, tomando un café en un bonito salón . Otra pastelería que no debemos perdernos es Camilo de Blas (C/ Jovellanos 17), esta centenaria casa tiene como especialidad los "carbayones": pasteles hechos a base de hojaldre, almendra, huevos, azúcar, jerez dulce y gotas de limón.

Nos acercamos a visitar La iglesia de San Julián de los Prados, el mayor templo prerromanico de España y que se encuentra próximo a la ciudad. 


Desde allí, en un corto paseo, nos dirigimos a la calle Foncalada, donde se conserva la fuente prerrománica del mismo nombre (s.IX), último vestigio del abastecimiento de agua a la ciudad y que constituye el único ejemplo de construcción civil con fines públicos de la Edad Media.

Muy interesante es la visita del Museo de Bellas Artes , donde podemos encontrar obras del Greco, Picaso o Goya. Museo. 

Un alto en el camino para tomar el aperitivo en Bar La Paloma (C/ Independencia 3), con su vermut de solera y unas sabrosas gambas gabardina.

Parada para comer en Restaurante Fartuquin, donde disponen de un buen menú y a buen precio.

La tarde es un buen momento para recorrer la calle Uría, eje comercial y punto de encuentro de los ovetenses, los cuales reciben el gentilicio de "carbayones", por un roble que se encontraba en su día frente al Teatro Campoamor (Sede de la ceremonia de los premios Príncipe de Asturias ) y que hoy se recuerda con una placa y un nuevo ejemplar plantado en la parte trasera del teatro.

No puede faltar en este recorrido acercarnos al edificio que hoy acoge el Hotel de La Reconquista, antaño sede de un hospicio levantado en el siglo XVIII.

De vuelta al casco histórico, pasearemos por la Plaza de Trascorrales ( en donde podemos ver la escultura de "La Lechera") y por la Plaza del Fontán (con sus casa de colores y en donde se celebra un mercadillo los jueves y domingos ),  siendo este un buen lugar donde tapear por alguno los bares que podemos encontrar : Casa Amparo o Bar Ramón son alguno de ellos.

El tercer día, nos dirigimos  a las afueras de la ciudad para disfrutar de los emblemáticos edificios prerrománicos de Santa María del Naranco y San Miguel de Liño (ambos del s.IX), declarados patrimonio mundial por la Unesco, están situados en la ladera del monte Naranco, un mirador natural de la ciudad de Oviedo, con espectaculares vistas. Prerromanico en Oviedo

De vuelta a Valladolid y a las afueras de Oviedo parada a comer en Casa Chema donde preparan una estupenda fabada (22 € en el menú , sin bebida).

Siguiendo el camino de vuelta por la A66, nos salimos en Pola de Lena para visitar la Iglesia de Santa Cristina de Lena (s.IX), situada en un alto y con unas vistas estupendas de todo el valle , de su interior destaca un "iconostasio", zona con tres arcos que separan el presbiterio de la nave central, esta división fue propia de los templos cristianos del siglo V y que ha perdurado en la iglesia cristiano-ortodoxa.



Otras sugerencias y curiosidades. 

* Durante tu visita a la Catedral, no dejes de observar lo siguiente: En una hornacina cerrada, situada entre el altar de la Purificación y la entrada a la Capilla del Rey Casto, se encuentra una de las seis ánforas del milagro de las Bodas de Caná y que curiosamente falta en la representación que se hace de esta escena en el retablo Mayor. Esta hornacina solo se abre en la festividad de San Mateo y el día que en el Evangelio de la misa, se lee este milagro.
 
 
José María Vicente

El valle de Sedano en Burgos



 Ruta de un día
Este valle se encuentra situado en el noroeste de la provincia de Burgos y durante su recorrido, especialmente en época primaveral,nos permitirá disfrutar de espectaculares cascadas, con los ríos Rudrón y Ebro como protagonistas, así como contemplar una sucesión de impresionante cañones.

Salimos de Valladolid en dirección a Burgos, en sus alrededores, tomaremos la  carretera de Santander N-623 y a la altura de Escalada, nos desviaremos a la izquierda para llegar hasta Orbaneja del Castillo, nuestra primera parada (192 Km).Como llegamos pronto, pudimos dejar el coche en un pequeño aparcamiento a la entrada al pueblo, ya que de encontrarlo lleno, la única manera de aparcar en el pueblo es dejar el coche en la misma carretera.Lo primero que te encuentras, es su impresionante cascada que nace en la Cueva del Agua situada en la parte superior del pueblo y que le atraviesa a toda velocidad para precipitarse al río Ebro. Observar todo lo que tenemos a nuestro alrededor: cascada y arroyo serpenteando por las casas, lo convierten en un rincón con encanto y creo que en pocos sitios de España podemos ver una cascada de estas características integrada en el propio pueblo.
Frente al pueblo, se divisa una magnifica panorámica de la formación rocosa del Cañón del Ebro y en su parte superior, podemos jugar a descubrir siluetas como el mapa de África o el beso de los camellos, así como observar el vuelo de los buitres.
Deshacemos el camino andado con una breve parada en el pueblo de Escalada, en donde visitamos la iglesia parroquial de Santa María la Mayor de finales del s.XII, ubicada junto a la carretera y en donde lo más destacable es su portada.
Nuestro siguiente destino es Pesquera de Ebro y un Km. antes de llegar, aparcamos casi en la misma carretera y nos encontramos con el mirador de los Cañones del Ebro, en donde podemos admirar las profundas hoces y desfiladeros labrados por el río, que en algunos puntos alcanzan una altura de 250 metros. ! Una maravilla de paisaje! De calles estrechas y casas solariegas y blasonadas, esta villa es una de las de mayor densidad de escudos nobiliarios de toda España, la mayoría de ellos de los siglos XVII y XVIII.

Continuamos la ruta hasta Covanera y en la misma carretera, junto al Bar Las Muñecas, dejamos el coche, para ir caminando unos 300 metros bordeando la  rivera del río Rudrón llegando al espléndido paraje del Pozo Azul, con sus aguas de un azul turquesa intenso. Se trata de una de las galerías subacuáticas más espectaculares del mundo y la más larga de España.
Retrocedemos unos kilómetros para acercarnos a Valdelateja, lugar de parada para comer en Asador Santa Centola. En este acogedor asador, nos prepararon un estupendo lechazo asado en horno de leña (41 € el cuarto) y unos postres caseros muy bien presentados y sabrosos.
Nuestro siguiente destino es Sedano, centro administrativo y comercial del valle. Paseando por sus calles encontraremos numerosas casonas de piedra dorada cuajadas de escudos nobiliarios y descubriremos en un alto, presidiendo todo el municipio la impresionante Iglesia renacentista de Santa María .También se puede observar la espléndida torre – palacio de los Bustillos. Esta localidad fue refugio, de creación y de descanso del escritor vallisoletano Miguel Delibes, pudiendo ver junto a la carretera la casa en la que vivió.
Nos acercamos a Moradillo de Sedano (a 5 Km), en donde se encuentra uno de los monumentos más significativos del románico en  la provincia burgalesa, una auténtica joya del S XII, la iglesia de San Esteban , enclavada en lo alto rocoso que domina el pueblo. Lo más destacado es su magnífica portada, en la que sobresale el Pantocrátor rodeado de ángeles y profetas. 
El conjunto de dólmenes (sepulcros colectivos) en la zona de Sedano, es uno de los más importantes de Europa y el más llamativo de todos ellos, el de las Arnillas, se encuentra en el término de Moradillo de Sedano. (Es preciso llegar caminando o en todoterreno, por falta de tiempo, dejamos su visita para otra ocasión).
La siguiente parada es en Tubilla del Agua, presidiendo la plaza encontramos la iglesia de Santa María, un edificio que conserva algunas partes románicas como la puerta meridional con sus arquivoltas. También es interesante visitar el domen de Valdemuriel .
De vuelta para Valladolid y antes de llegar a Burgos, una breve parada en Sotopalacios, un lugar históricamente vinculado a la fabricación de la morcilla burgalesa. La peculiaridad de este producto, se encuentra en la cocción de todos sus ingredientes al mismo tiempo (el arroz, la sangre, la cebolla y la manteca) y en donde junto a estos ingredientes, los Fabricantes añaden ciertos aditivos como son la sal, la pimienta y el pimentón, es esto último lo que aporta una particularidad a las morcillas de esta localidad.
 Nos quedan 125 Km. para poner fin a esta interesante ruta.



José María Vicente


La Ribera Sacra en 3 dias




La “Ribeira Sacra”, transcurre por el sur de la provincia de Lugo y el norte de Orense, viniendo marcada por el curso fluvial de los ríos Miño y Sil, que a su paso entre las montañas va moldeando su hermoso paisaje y nos hará descubrir la Galicia más desconocida, entrando en una zona que durante siglos, perteneció casi en exclusiva a monjes y eremitas. La fe y la espiritualidad que envuelven los numerosos monasterios e iglesias existentes por estas tierras, hacen de esta ruta un lugar donde poder descubrir rincones que esconden autenticas joyas arquitectónicas y espectaculares paisajes. 
 
El primer día salimos de Valladolid en dirección a Orense (349 Km.) , en donde nada más llegar, dejamos el equipaje en el hotel elegido,  el "NH Ourense”, hotel moderno situado en un edificio restaurado y a unos 5 minutos del centro de la ciudad. 
Paseamos desde el Hotel hasta la Plaza do Ferro, antiguo mercado de herramientas, en el que se encuentra una bonita fuente barroca, llegando a nuestra primera parada, la Catedral románica de San Martiño, una de las grandes desconocidas de España, destacando su Pórtico del Paraíso (s.XIII), una réplica del pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago y en donde vale la pena deleitarse observando  su bella policromía original. De sus muchas capillas del interior, resaltar la del Santísimo Cristo, con una imagen gótica del crucificado y la Capilla Mayor, donde sobresale su magnífico retablo (s.XVI).
Parada para comer en: Taberna "Atarazana" (Rua Fornos 11),  un sitio en donde puedes comer de menú o a base de sus ricas tapas, a recomendar la tosta de pulpo sobre una base de queso (3,20 €), todo ello con un buen vino mencia.
Continuamos con el paseo, haciendo una breve parada en la plaza do Trigo, antiguo mercado donde vendían el grano y desde donde se tiene una magnifica vista de la Catedral, para después dirigirnos a los fuentes de origen romano "As Burgas", situados en pleno centro de la ciudad y de donde brota el agua de las profundidades de la tierra a 67ºC. (En un lateral ,existen unas termas publicas y gratuitas, en donde el agua está a 37 º, que te permite tomar un relajante baño en pleno casco histórico).
A orillas del río Miño, se suceden varias áreas termales, las cuales te permiten bañarte al aire libre en cualquier época del año y que se encuentran comunicadas por un pequeño tren que parte de la Plaza Mayor (0,85 € el viaje). La más recomendable es "Outariz”, (al no ser fin de semana, no hay problema para entrar, ya que tienen aforo máximo), disfrutamos gratamente del centro termal con sus aguas a 50 ºC  y tras las 2 horas de las que dispones para realizar el circuito, hemos salido muy relajados y descansos. (Coste 5,50 €, no olvidar el bañador, toalla y chanclas). 
Un poco mas alejado del centro, se encuentra el Puente romano, del que solo se conservan algunas piedras de la base, siendo reconstruido posteriormente en el s.XIII. Junto a él y a modo de contraste, se encuentra el Puente del Milenio, de nueva construcción y que te permite unas buenas vistas de la ciudad.
En el entorno de calles que rodean la Catedral, se encuentra la zona de vinos y tapas, en donde encontraremos numerosos bares y tabernas.Alguno de los recomendables: Casa do Pulpo (Juan de Austria 15 y Viriato 5), donde se come un pulpo bien preparado (10 €) y además tienen  variedad de tapas caseras; Bar "Orellas" (S.Domingo 2 y Paz 6), trabaja básicamente productos de cerdo gallego, especialmente la "orella" cocida, la hacen insuperable y todo ello acompañado de un buen ribeiro servido en taza; Porta da Aire (Fornos 2), su especialidad son los huevos rotos y los pinchos de queso y solomillo (el único pero, un pelin caro); Bar "Samuel"(Viriato 12), de las mejores tapas de carne al caldeiro de la ciudad y una buena empanada de zamburiñas.

El segundo día, salimos en dirección a Esgos, para visitar el Monasterio de San Pedro de Rocas. Se trata de un cenobio benedictino de estilo románico, de  los más antiguos de Galicia y que se encuentra escavado directamente sobre las rocas. Destaca por albergar en su interior los restos del único ejemplar conocido en Europa de un Mapamundi pintado sobre las rocas (muy deteriorado en estos momentos) y sus sarcófagos antropomorfos tallados en piedra. En las inmediaciones se encuentra la Fuente de San Benito, una fuente milagrosa que dicen que es capaz de curar las verrugas y suavizar las arrugas. (Visita de 10,30 a 13,45 y de 16 a 19,45 H, con entrada libre).

Continuamos el viaje hasta Luintra y a pocos kilómetros llegamos al Monasterio de Santo Estevo, que por su  grandeza, es uno de los más esplendorosos de la Ribeira Sacra. Es de acceso libre, visitamos sus tres claustros: El de los Obispos, con el cuerpo inferior románico y el superior gótico, una autentica maravilla y los otros dos renacentistas y la Iglesia, en donde sobresale un retablo de granito terminado en frontón, con Cristo y los 12 apóstoles (S. XII). El resto de las instalaciones son en la actualidad un Parador Nacional.


De camino a Paradas del Sil y antes de llegar, nos encontramos con el Mirador de Cabezoas  (de fácil acceso dejando el coche en aparcamiento situado en la misma carretera),  puede considerarse el mejor mirador de toda la Ribeira Sacra orensana, desde una pasarela de madera puede contemplarse las empinadas y vertiginosas paredes del Cañón del Sil, justo enfrente se encuentra el Mirador de Cividade, ya en lado lucense. 

Nuestro siguiente destino es Paradas del Sil, desde el mismo pueblo sale una carretera que te lleva al Monasterio benedictino Santa Cristina de Ribas de Sil, enclavado en un espectacular paisaje junto al río, siendo considerado la joya del románico en la Ribera sacra (visita de 11 a 14 y de 16 a 19 horas ,coste 1 €).
De vuelta de nuevo a Parada del Sil, paramos a comer en Restaurante "O Curtiñeiro”, comida casera y buena relación calidad-precio (menú 12 €.), es recomendable reservar en 988 208 237, ya que dispone de pocas mesas.

Después de la comida, nos acercamos a visitar el mirador "Los Balcones de Madrid" , es un mirador que cuenta con varias plataformas y pasarelas desde donde podemos admirar las profundas gargantas del cañón del río Sil. Para llegar, hay que tomar una pista bien señalizada que parte del propio pueblo de Parada do Sil y a poco más de un km,  llegamos a un campo de fútbol, en donde dejamos el coche siguiendo a pie unos metros hasta llegar al mirador. (Lleva este nombre el mirador por ser el punto donde las mujeres iban a despedir a sus maridos,muchos de ellos barquilleros que vendían sus productos en las verbenas de Madrid).
La siguiente parada es Montederramo, para admirar El Monasterio de Santa María, que data de la primera mitad del s.XII. La leyenda cuenta que el templo fue construido por un fraile con la única ayuda de dos corzos que le ayudaban a transportar las piedras. Destacan sus claustros, el impresionante retablo mayor y la sillería del coro (En Oficina de Turismo 988292000, se concierta la visita guiada en horarios de 11 a 13 y de 16 a 19 horas).
Continuamos el recorrido hacia Castro de Caldelas, un pueblo con un casco histórico muy  bien conservado, todo empedrado y declarado Conjunto histórico - artístico. Lo más destacable, es el Castillo de los Lemos (s.XII) que acoge en su interior un museo etnográfico (de 10 a 14 y de 16 a 19 con un coste de 2 €) y la Iglesia de Ntra.Sra.de los Remedios (s.XIV), que no pudimos ver al encontrarse en el interior del cementerio y cerrado.
Para finalizar la jornada, hacemos noche en Hotel "Casa de Caldelas”, una casona gallega con unos muros de piedra impresionantes, que ha sido restaurada con mucho encanto y en donde es de destacar la amabilidad de su propietaria.
No dejar probar un dulce típico de la zona: “bica”, se trata de un bizcocho muy esponjoso, cuyo ingrediente principal es la mantequilla. Se pueden comprar en Cafetería Rubio, de la misma propiedad del Hotel, los cuales disponen de horno para elaborarlas. ¡Muy ricas ¡
El tercer día, nos dirigimos hasta Doade, para disfrutar de un paseo en catamarán (sale a las 11 horas, con una duración de 2 horas y cuesta 9 €). El viaje transcurre entre las amenas explicaciones de la guía y con el espectacular paisaje que nos rodea. Lo que más llama la atención es ver sobre las rocosas laderas, los viñedos en terrazas sobre bancales y con vertiginosas pendientes, que pueden alcanzar hasta el 70% de inclinación. Por todo ello, la viticultura de la Ribera Sacra tiene el honor de poder catalogarse como zona de "viticultura heroica". 
Nos dirigimos a Ferreira de Panton y paramos a comer en Casa Antonio, restaurante acogedor con un ambiente familiar, comida casera y muy amables (Se llena siempre a la hora de las comidas, mejor reservar en 982 456 422).
 
En esta misma localidad, se encuentra una de las iglesias más significativas del románico lucense, el Monasterio de las Madres Bernardas, primero benedictino, luego cisterciense, siempre reservado a mujeres (visitar de 11:00 a 13:00 y de 16:00 a 18:00 horas). Este conjunto arquitectónico fue levantado en varias etapas a lo largo de varios siglos. La iglesia románica está datada en el siglo XII, es de una sola nave y ábside semicircular, destacando de su interior una escultura en madera policromada de la Virgen con el Niño.El monasterio del siglo XVIII, es un edificio de dos pisos realizado en sillares de granito, dispone de un claustro de dos cuerpos del siglo XV. Para completar nuestra visita, en el mismo monasterio es posible adquirir repostería elaborada por las monjas.
Nuestro siguiente destino es la villa medieval de Monforte de Lemos, capital de la Ribeira Sacra, un singular ejemplo de ciudad- fortaleza, alrededor de un monasterio, un castillo y rodeada por un recinto amurallado (siglos XIII al XV), del que hoy día se conservan amplios tramos, tres torres y tres puertas de acceso. 
 
Nos alojamos en el Hotel Cardenal, que ha sido restaurado en su totalidad e inaugurado hace tres meses, dispone de habitaciones modernas y con mucho encanto. (Recomiendo las que tienen vistas al río).
 
Realizamos un recorrido a través de las callejuelas de la antigua judería, la cual albergó en la época medieval una importante comunidad judía; en una de sus calles, la de Pescaderías, encontramos una de las torres de la muralla y continuando con la subida a la colina, llegamos a uno de los monumentos más significativos de Monforte, el Conjunto Monumental de San Vicente del Pino. Forman este conjunto: la Torre del Homenaje, restos del antiguo Castillo, restos también del antiguo Palacio de los Condes de Lemos, y un monasterio Benedictino, los dos últimos convertidos hoy día en Parador Nacional de Turismo (solo visitable el claustro al entrar en cafetería y la Iglesia, en horario misa 19 h). Los orígenes de la iglesia monacal se remontan al siglo X, aunque la edificación actual se inicia en el siglo XVI, es de portada renacentista, de su interior, destaca el coro con un  órgano de estilo barroco, las imágenes de Santa Ana con la Virgen y el niño de origen románico y una talla de la Virgen de Montserrat, patrona de Monforte. También pegada al Monasterio de San Vicente de Pino, nos encontramos la Torre del Homenaje, construida entre los siglos XIII y XV (recomendamos subir hasta sus almenas, a 30 metros de altura, desde donde se divisa una gran panorámica de la villa). El Palacio Condal, residencia señorial de los Condes de Lemos, fue construido en el siglo XVI y reconstruido en el XVII, tras sufrir un incendio.
De regreso por la calle Pescaderias, nos encontramos con la antigua cárcel, desde la gran terraza que le sirve de tejado se tiene una buena vista del casco antiguo. Muy próxima a este último edificio, llegamos a  la Plaza de España, que nos lleva a la Calle Cardenal, sin duda la calle por excelencia y la más comercial, así como centro de todas las rutas de vinos. Alguno de los recomendables, Pulperia “Os Chaos”, donde probar un rico pulpo  (7 €); La Polar, donde tomar un estupendo menú del día (15 €) y la Taperia “o Xugo”, con gran variedad de tapas. No quiero dejar de mencionar un local muy popular entre los lugareños, Bar Casa Mario, donde recomiendo degustar el pulpo y su famoso Pulpo con patatas.
Dedicamos la mañana del cuarto día, a visitar Nuestra Señora de la Antigua, conocido popularmente como el Escorial de Galicia por la similitud entre ambos, siendo esta una de las pocas edificaciones de estilo herreriano en Galicia (siglo XVI-XVII). Se encuentra situado en una gran plaza y dispuesto en dos alas perfectamente simétricas y una iglesia central. La iglesia, tiene un impresionante retablo y un destacable Cristo, hecho en marmol de una sola pieza. En el interior del Colegio, es de resaltar la monumental escalera, que se sostiene sin apenas puntos de apoyo y con los peldaños de una sola pieza. Tiene una importante pinacoteca, cuyas joyas más preciadas son varias obras de el Greco, en donde sobresale el San Francisco y obras de Andrea de Sarto. (Concertar visita guiada en Oficina de Turismo: 982404715, tiene un coste de 3,5 €). Actualmente, es el Colegio de los Padres Escolapios.

Iniciamos el camino de vuelta, con una parada en Carracedo del Monasterio (103 Km.), en donde visitamos el Monasterio de Santa María de Carracedo, una antigua Abadía benedictina que data del siglo X y que posteriormente paso a la orden del cister , en las tres dependencias que tiene: El palacio, la iglesia y el museo ,se aprecian distintos estilos arquitectónicos. El Palacio, es del siglo XIII, y en él destacan especialmente dos salas: La cocina de la reina (con una magnífica fachada con arcos y ventanas de estilo gótico. El claustro, es renacentista. (Visita de 10 a 14 y de 16 a 18, coste de 3 €). La iglesia, es la parte más nueva, del siglo XVIII, de su interior lo más destacable es la imagen románica en madera policromada de la Virgen con el Niño, ubicada en el retablo de la nave central. (Solo abierta en horario de culto).

En el cercano pueblo de Cacabelos, paramos a comer en Restaurante "El Apóstol", donde comimos un estupendo botillo berciano, al que se acompaña de verdura y chorizo (10 €), todo ello regado con un buen vino de la zona .

Dado que volveremos por estas tierras gallegas, dejamos para otra ocasión la visita de  la Ribera Sacra lucense.
Nos quedan 249 Km. para llegar a Valladolid para poner fin a esta interesante ruta.

Otras sugerencias y curiosidades

* Desde Parada del Sil, por la carretera OU-0605, llegando hasta el Albergue Fabrica de Luz,una antigua central hidroeléctrica,parten unas pasarelas de madera que permiten recorrer el Cañón del río Mao, hasta su desembocadura en el Sil ¡Realmente interesante¡

* Saliendo de Castro Caldelas por la LU-903 en dirección a Monforte y a la altura de O Pombar,giramos a la derecha para poder ver el Mirador de Matacas, con buenas vistas sobre el Cañón del Sil.

* Si se dispone de mas tiempo para recorrer la zona, terminado el viaje en catamaran desde el embarcadero de Doade, subiendo por la LU-903 hasta Doade, podemos ver el Mirador del Duque. Desde este punto tomando la carretera LU-5903 en dirección a Sober,recomiendo detenerse en el Mirador de Cividade, uno de los mas espectaculares, con una plataforma que vuela sobre la parte rocosa del cañon o  el Mirador de Santiorxo, desde cuyas pasarelas recientemente rehabilitadas tenemos unas amplias panorámicas del cañón y de la Iglesia de Santa Cristina de Ribas del Sil, justo enfrente.

* Como alternativa al paseo en catamaran por los cañones del Sil, se encuentra un interesante paseo en tren por las laderas de la Ribera Sacra,lo que te permite ver de cerca los "bancales", conocidos en Galicia como "socalcos", un sistema de cultivo de la vid que se realiza en los escalones que jalonan la montaña.Terminado el recorrido en tren, se visita la Bodega "Regina Viariun", que incluye la visita y la degustacion de dos vinos.(Se coge en Doade, en Restaurante la Cantina, conviene reservar en 982198717,sale a las 11,30 y 16,30, cuesta 12 €)



José María Vicente 







Ruta de los Monasterios en Leon





El rico patrimonio histórico de la provincia León, queda plasmado en esta Ruta de los Monasterios, que discurre por las riberas de los ríos Esla y Porma. En este recorrido, visitaremos algunos de los más emblemáticos, un verdadero tesoro para los amantes de la arquitectura y el arte. No todos los monasterios están en un óptimo grado de conservación, algunos de ellos se encuentran en ruinas, pero no por ello hay que dejar de visitarlos y sentir el paso del tiempo sobre sus piedras; otros en cambio, han podido mantenerse en perfecto estado de conservación y son verdaderas joyas entre los monasterios cistercienses españoles.

Salimos de Valladolid dirección León, hasta llegar a Mansilla de las Mulas (117 Km.), para seguir hasta Villarmún, población leonesa situada a unos 14 km y en donde visitamos la Iglesia de la Asunción (siglos XI y XII), de una transición de lo mozárabe al románico. Consta de una única nave y un pequeño ábside, rectangular al exterior pero de herradura en el interior.Del exterior, resaltar los 18 canecillos del abside, representando diferentes motivos y escenas. De su interior, destacar el magnifico retablo barroco dedicado a la Asunción.(Horario de visitas: De miércoles a Domingo de 10-13,30 y 16.30-20,30. Lunes y martes cerrado).
La siguiente parada es a pocos kilómetros, en donde nos encontramos con las ruinas del Monasterio de San Pedro de Eslonza, fundado en el año 912.Este monasterio benedictino, tuvo en su momento, una importante iglesia románica (siglo XII), un claustro plateresco (siglo XVI) y un conjunto de tres fachadas barrocas, siendo el segundo monasterio más importante de León. En la actualidad, se encuentra reducido a unas pocas ruinas. Afortunadamente, una de sus portadas barrocas se conserva en la iglesia de San Juan y San Pedro de Renueva, en la capital leonesa.
Nuestro siguiente destino es la localidad de San Miguel de Escalada, en donde tenemos el espectacular  Monasterio de San Miguel de Escalada. Este monasterio mozárabe, fue fundado en el siglo X y actualmente, sólo se conserva la iglesia, de planta basilical con tres naves, separadas por columnas que sostienen arcos de herradura y los fustes de mármol. El elemento más sobresaliente, es el bellísimo pórtico situado en el lado sur, que consta de doce arcos de herradura, siendo los siete más occidentales mozárabes del siglo X y los cinco restantes, posteriores y con capiteles de mayor tamaño. La torre, es de estilo románico. (Horario de visitas: octubre a abril, de miércoles a sábado de 10 a 14 horas y de 16 a 18. Los domingos, de 10 a 15 y los lunes y martes permanece cerrado). 
Continuamos la ruta hasta Gradefes (a 10 Km.), en donde realizamos una visita al Monasterio de Santa María de Gradefes, fundado en el siglo XII para las monjas cistercienses provenientes del monasterio navarro de Tulebras, la construcción de la iglesia se comenzó en 1.177, tal como reza la inscripción en uno de sus muros.Fue construido en diferentes etapas: Del monasterio primitivo, en estilo románico, sólo quedan la cabecera de la iglesia, parte de la estructura del claustro y la sala capitular; del XVII son el coro y las dos únicas naves de la iglesia (inicialmente estaban previstas tres).Lo más característico de este monasterio es su enorme girola, pues al parecer es algo único en cuanto a monasterios femeninos, está compuesta por cinco ábsides que forman sendas pequeñas capillas. (La iglesia se puede visitar todos los días del año de 9 a 21h. y el claustro, no es visitable en estos momentos por encontrarse en obras).
Nos volvemos al punto de partida, Mansilla de Las Mulas , en donde paramos a comer en Restaurante La Curiosa, una farmacia antigua restaurada con mucho gusto y que expone algunos objetos decorativos de la misma; la comida muy buena, a destacar la amabilidad y atención de su personal.

De camino a León, una breve parada en Villaverde de Sandoval (5 Km.), lugar en donde se encuentra El Monasterio de Sandoval. Se trata de un monasterio cisterciense del siglo XII, que vivió momentos de gran esplendor, para pasar posteriormente al abandono tras la desamortización de Mendizábal. Actualmente, se encuentra reconstruida la iglesia, de planta de cruz latina con tres naves y los restos de las dependencias anexas, son hoy día unos muros derruidos.

Continuamos la ruta hacia León (22 Km.), en donde entre la variada riqueza monumental que atesora, nos decantamos por visitar  la Catedral gótica de Santa María (s.XIII), una de las joyas de la ciudad. De su interior, sorprende la inmensa luminosidad que dan los cientos de vidrieras que decoran las paredes, con diferentes tonalidades, dependiendo de la hora del día,estando consideradas de las mejores de Europa, similares a las francesas, pero más coloristas; también de su interior es de destacar el bello coro con su sillería, uno de los más antiguos de España y su magnífico retablo mayor (Visita con audio guía de 16 a 19 horas, coste 6 €).Una curiosidad, sobre la Puerta de San Juan, en el interior de la Catedral, cuelga un pellejo de color oscuro que corresponde a un topillo, que según cuenta la leyenda iba minando los cimientos de la Catedral por la noche, echando abajo los trabajos realizados por los canteros durante el día y que al final consiguieron atrapar y dar muerte, colgandolo de la citada Puerta.
No podemos marcharnos de León, sin recorrer su casco viejo y adentrarnos en el Barrio Húmedo , lugar que recoge la zona de tapeo de la ciudad y que gira en torno a las Plazas de San Martín y Mayor.En este entorno, se encuentran multitud de bares, cada uno con su tapa característica y que ponen de forma gratuita con la consumición. Alguno de los bares por donde pasamos: El Rebote (P. San Martin), con sus deliciosas croquetas de diferentes ingredientes; El Botijo (P. San Martin), en donde te ponen patatas fritas caseras, con calamares; La Ribera (junto a Iglesia S. Isidoro), es un poco cutre, pero merece la pena probar sus ricas patatas fritas con pimentón; La Bicha (P. San Martin), donde vale la pena soportar el peculiar carácter de su propietario, para degustar la rica tapa de morcilla.

Fin de la ruta y vuelta a Valladolid (130 Km.)

Jose Maria Vicente






- Copyright © Desde Valladolid a rincones con encanto - Disñado por Jorge VR -