viernes, 31 de mayo de 2019



En esta ruta, recorreremos algunas Iglesias y Conventos de Sevilla, donde nos sorprenderemos con las tallas de incalculable valor que guardan en su interior. Vírgenes y Cristosson utilizados en Pasos procesionales de Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional. De esta manera, en cualquier época del año que no sea la Semana Santa, nos permitirá acercarnos a este rico patrimonio artístico que se conserva desde hace siglos.

Basílica de Jesús del Gran Poder (Plaza de San Lorenzo 13).

Situada en pleno centro, en el Barrio de San Lorenzo, este templo posee una interesante portada de estilo neobarroca. En el interior, presidiendo el altar mayor, encontramos la impresiónate talla barroca del imaginero cordobés Juan de Mesa: “Nuestro Padre Jesús del Gran Poder”, conocido como “el Señor de Sevilla”, que data de 1620 y es una de las imágenes más veneradas en la Semana Santa sevillana. La imagen, realizada en madera de cedro policromada, es una talla concebida para vestir, que se presenta cubierta con una túnica, representando la escena evangélica en la que Jesús marcha camino del Calvario portando la cruz sobre el hombro y que destaca por la gran expresividad de rostro y ojos.
Los brazos, son articulados a nivel de hombros y codos, lo que permite colocar la imagen en varias posiciones, con las manos unidas cuando se encuentra expuesto en su basílica o con los brazos separados cuando está integrado en el paso de Semana Santa, en donde es llevado por 35 costaleros durante la popular “madruga” sevillana. Si lo deseas, puedes pasar por detrás de su camarín y besar su pie. 
Igualmente, son veneradas en el templo las imágenes de San Juan Evangelista”, también de Mesa, realizada en 1.620 y la “Virgen del Mayor Dolor”, que por desgracia pasa desapercibida para muchos, eclipsada por la grandeza del Señor, es una bella dolorosa de autor anónimo que data de finales del siglo XVIII. 
(Visitas de Lunes a jueves: 8:00 a 13:30 y de 18:00 a 21:00 horas. Viernes: 7:30 a 22:00. Sábados y domingos: 8:00 a 14:00 y de 18:00 a 21:00 horas).

Iglesia del Divino Salvador (Pza. del Salvador 3).

En las proximidades de la Plaza Nueva, encontramos esta iglesia construida sobre la primitiva Mezquita Mayor de Sevilla, siendo el segundo templo más grande de la ciudad, tras la Catedral. En el interior de este templo, es de resaltar el colosal retablo Mayor en estilo barroco, dedicado a la Transfiguración del Señor, obra de Cayetano de Acosta; pero todos y cada uno de los retablos de esta iglesia, son una maravilla, que merecen ser vistos con detenimiento. En el lado izquierdo (Nave del evangelio), se sitúa la Capilla Sacramental, con un espectacular retablo, en donde se encuentra la imagen de “Nuestro Padre Jesús de la Pasión”,  obra de Martínez Montañés del año 1615, que recorre las calles sevillanas  la noche del Jueves Santo; representa a un nazareno tallado en madera de cedro, en actitud de caminar, con el pie izquierdo apoyado en tierra. 
En la cabecera del lado derecho (Nave de la Epístola), podemos admirar el Cristo del Amor”, obra esculpida por Juan de Mesa en 1620 y a su lado, Nuestra Señora del Socorro”, de Juan de Astorga, pasos titulares de la Hermandad de El Amor, que hace estación de penitencia la noche del Domingo de Ramos. 
(Visitas de Lunes a Sábado: de 11:00 a 17:30 y de 19:30 a 21:00. Domingos: de 12:00 a 13:30 y de 15:00 a 19:00  y de 19:30 a 21:00 horas).

La Basílica de la Macarena (Calle Bécquer 3).

En el interior del templo nos deslumbraremos ante la presencia de la “Virgen de la Esperanza”, conocida como la “Macarena, por ser éste el barrio donde se alza su basílica. Se trata de la imagen más carismática y popular de la ciudad, una talla anónima del siglo XVII, que posee una singular belleza y que podemos admirar en la parte central del retablo del altar mayor. Una de las señas de identidad de la Virgen, cuya festividad se celebra el día 18 de diciembre, son los cinco pétalos de cristal de roca de color verde, denominadas “mariquillas”, colocados sobre el pecho de la imagen, regalo del famoso torero sevillano Joselito el Gallo, gran benefactor de la hermandad.

Treinta y seis costaleros son los que se encargan de sacarla en procesión durante más de trece horas, en la conocida “madruga” sevillana, desfilando junto a “Nuestro Padre Jesús de la Sentencia”, portado por 48 costaleros y escoltado por una centuria de soldados romanos conocidos popularmente como los "armaos"; la imagen, una talla de vestir realizada por Felipe de Morales en 1654, la podemos ver en la primera capilla de la Nave del Evangelio.
En una capilla a la derecha del altar mayor, se encuentra la imagen de la “Virgen del Rosario”, el tercero de los pasos titulares de la Hermandad de la Macarena, que sacan en procesión el último domingo del mes de octubre. 
Es recomendable visitar el Museo de la Hermandad (Coste 5 €). De su interior, quiero destacar el ajuar de la Virgen situado en la segunda planta, en donde es de resaltar la belleza de los tres mantos  bordados en oro: Malla, el más antiguo datado en 1900, Tisú, realizado en 1930, ambos obra de Juan Manuel Rodríguez Ojeda y el de la Coronación, que data 1964, bordado por Elena Caro; así como la "corona de oro y pedrería" utilizada para su coronación canónica (realizada a principios de siglo por la Joyería Reyes). Ya en la primera planta, resulta impactante el poder contemplar los dos pasos, completamente montados, a excepción lógicamente de las imágenes titulares. (Visitas de lunes a sábado: 09:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 21:00 horas. Domingos y festivos: 09:30 a 14:00 horas y de 17:00 a 21:00 horas).

Iglesia del Valle (Calle Verónica 6).

La Hermandad Penitencial de los Gitanos, tiene su sede en esta iglesia, situada en el barrio de Santa Catalina. En el interior del templo se encuentra la escultura de “Nuestro Padre Jesús de la Salud", que data de 1938 y que es conocido popularmente como «er Manué». La imagen de Jesús con la cruz a cuestas, es una talla realizada en madera policromada, creada para vestir, en donde es de resaltar el tratamiento pictórico dado a la cara, que se ajusta al color moreno característico de la raza gitana.
En un camarín del retablo mayor, se encuentra “María Santísima de la Angustias”, que data de 1954. La imagen de la Virgen, de mirada triste y tez morena, es conocida popularmente como la «Virgen de los Gitanos». Esta hermandad es la última que procesiona en la “madruga” sevillana, en donde impresionan los cantos que los gitanos no cesan de entonar a lo largo del recorrido, especialmente a su entrada a la Iglesia. 
En 2014, fue enterrada en esta iglesia la Duquesa de Alba, hermana y camarera de la Virgen de las Angustias. (Visitas de lunes a domingos: 10:00 a 13:30 horas y de 17:30 a 20:30 horas).

Capilla de Los Marineros (Calle Pureza 53).

Del interior del templo es de resaltar el retablo mayor barroco, con un bello artesonado realizado en madera de pino rojo, que se encuentra presidido por la imagen de Nuestra Señora de la Esperanza, también conocida como de “La Esperanza de Triana”, atribuida a Juan de Astorga, en el siglo XIX; te quedaras maravillado ante esta Virgen de grandes y luminosos ojos, que sostiene un pañuelo sobre su mano. Es una imagen muy venerada en el barrio de Triana y otra de las más populares de la ciudad; fundada por el gremio de los ceramistas, al que después se unió el de pescadores y posteriormente el gremio de los marinos.
En un retablo situado en la nave del Evangelio, podemos admirar el “Santísimo Cristo de las Tres Caídas”, atribuido a Marcos Cabrera en 1630, que muestra a Jesús con la cruz al hombro en su tercera caída, siendo ayudado por el cirineo en presencia de un soldado romano a caballo. Sin lugar a dudas es una visita que no debes perderte, para de esta manera, sentir la fe que se palpa entre las paredes del templo y la veneración del  pueblo sevillano, (Visitas  de lunes a sábado: de 10:00 a 13:30 horas y de 18:00 a 21:30 horas. Domingos: de 10:00 a 14:00 horas y de 18:00 a 21:00).

Basílica del Patrocinio (Calle Castilla 182).

Situada en el popular barrio de Triana, aloja en su interior otro de los Cristos más famosos de Sevilla: “Santísimo Cristo de la Expiración”, excepcional talla de madera policromada realizada por Francisco Ruiz Gijón en 1682, que trata de escenificar, a través de un magnífico estudio anatómico, el momento de la agonía. Cuenta la leyenda, que el imaginero se inspiró en un gitano de Triana apodado El Cachorro, muerto de forma violenta, plasmando en la expresión del Cristo, el rostro crispado por el dolor de la agonía, de ahí que a esta imagen se la conozca popularmente con este apodo 
Nuestra Madre y Señora del Patrocinio”, es otra de las imágenes procesionales de la Hermandad de el Cachorro, que podemos ver en la capilla primitiva. La talla de esta Dolorosa, de una gran expresividad en su mirada, fue realiza Luis Álvarez Duarte en el año 1973, para sustituir a la imagen hasta entonces existente con esa misma advocación, desaparecida tras un incendio. Realiza su estación de penitencia la tarde-noche del Viernes Santo de la Semana Santa sevillana
(Visitas de lunes a sábado: 10:30 a 21 horas. Domingos de: 10:30 las 13:30 horas).

Iglesia de San Antonio Abad (Calle Alfonso XII).

En esta iglesia tiene su sede la Hermandad del Silencio. Los retablos mayores de cada una de las dos naves de este templo, se encuentran presididos por las imágenes de: La “Virgen de la Concepción”, obra de Sebastián Santos en 1954, que aparece con el rostro girado hacia su izquierda, dado que en su paso de palio (decorado únicamente con flores de azahar y uno de los más pesados de la semana Santa sevillana), se le representa como escuchando a la figura de San Juan Evangelista, que se encuentra sitúado junto a ella (esta última talla, es obra de Cristóbal Ramos en 1752). 
“Jesús Nazareno” atribuido a Francisco de Ocampo en 1609, es una imagen muy poco convencional de Nazareno, al cargar la valiosa cruz de carey y plata al contrario de lo habitual: el madero mayor hacia adelante y la cruceta hacia atrás. Vale la pena observar con detenimiento la expresión dolorida que se aprecia en el rostro del Nazareno, que contrasta con su dulce mirada.

Iglesia de San Isidoro (Calle Augusto Plasencia 2).

Situada muy cerca de la céntrica plaza de la Alfalfa, destaca del exterior de la iglesia su torre-fachada con portada gótica. En una de las capillas interiores, de la nave de la Epistola, podemos admirar a “Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas”, tallado por el escultor utrerano Francisco Ruiz Gijón en 1687, que procesiona acompañado por una imagen del “Cirineo”, de una excepcional belleza y de un gran realismo, tallada por el mismo escultor y que podemos ver en un lateral de la iglesia
Realiza su estación de penitencia la tarde-noche del viernes Santo, seguido por el palio de la Virgen Nuestra Señora de Loreto”, patrona de la Aviación, una imagen de vestir tallada en madera policromada en 1717 y de la que no se tienen datos documentados sobre su autoría. 
En uno de los laterales de la nave del Evangelio, encontramos la imagen de Nuestra Señora de las Nieves, presidiendo la Capilla Sacramental, en donde es de resaltar las dos magnificas coronas en plata dorada de la Virgen y el Niño.
En la nave de la Epístola, destacan la capilla de Nuestra Señora de la Salud y presidiendo un pequeño retablo lateral al pie del templo, merece la pena detenerse ante el crucificado conocido como Santísimo Cristo del Perdón, que data del año 1614, obra de un discípulo de Martínez Montañés. También destaca la capilla de la cabecera de la nave del Evangelio, que aparece revestida por un bello zócalo de azulejos del siglo XVII y en donde se encuentra la imagen del Santísimo Cristo de la Sangre, una obra de gran interés artístico fechada en el siglo XIV. (Visitas en horario limitado a los cultos, de Lunes a sábado: de 10:00 a 11:00 horas y de 19:30 a 20:45 horas y domingos: 11:30 a 13:45 horas).

Iglesia de San Juan de la Palma  (Calle de La Feria 2).

El verdadero nombre de esta iglesia es San Juan Bautista, aunque se la conoce popularmente como de “la Palma”. Situada muy cerca de la Plaza de la Encarnación (Las Setas), este bello templo de estilo gótico-mudéjar, se encuentra construido sobre una antigua mezquita y es la sede de la Hermandad de la Amargura. De su exterior, resaltar la esbelta espadaña del siglo XVIII coronada con tres campanas. En el interior del templo, presidiendo el Retablo Mayor, podemos admirar a la Virgen de la Amargura”, que data del siglo XVIII y que desfila procesionalmente la noche del Domingo de Ramos, al son de la marcha “amarguras”, que acaba de cumplir los 100 años desde su composición.
(Visitas de martes a sábado: 11:00 a 13:00 y de 19 a  21 horas. Lunes de 19 a  21 horas.  Domingos de: 11:00 las 13:30 horas).

Ponemos fin a esta interesante ruta, después de haber visitado “paso a paso” alguna de las iglesias sevillanas. Esto es solo una sugerencia personal, dado que en Sevilla existen otras Iglesias con magnificas obras de arte en su interior, alguna de las cuales también procesionan en la Semana Santa. Os invito a que comentéis lo que más os han gustado de estos u otros templos sevillanos. Con vuestra colaboración, iremos ampliando esta reseña y será de utilidad para quien nos visita. 


Nota: Recomiendo para información de la Semana Santa sevillana, la consulta de: https://mundocofrade.es/, la cual me ha sido de utilidad e incluido alguna foto suya para complementar esta ruta.

Jose Maria Vicente


Deja un comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Desde Valladolid a rincones con encanto - Disñado por Jorge VR -