lunes, 3 de abril de 2017


El casco viejo alberga la ruta del tapeo logroñés, popularmente conocida como La Senda de los Elefantes (quien la completa suele acabar a cuatro patas y con una buena trompa).Esta particular ruta tiene su punto epicentro la famosa Calle del Laurel, en donde en poco más de 200 metros que forman esta calle y sus las aledañas: San Agustín, Travesía de Laurel y Albornoz, hay establecidos más de 40 bares en donde podemos probar algunos de los pinchos más míticos de la ciudad.

Blanco y Negro (Travesía de Laurel, 1). 

Este es uno de los bares más antiguos de la zona de tapas de Logroño. En este bar la especialidad es un pequeño bocadillo que lleva pimiento verde, boquerón y anchoas denominado “Matrimonio” (2,10 €) o de lo contrario puedes decantarte por alguna de las otras opciones gastronómicas que ofrece. 

Soriano (Travesía del Laurel, 2) 

Es un bar muy pequeño, que incluso atiende a la clientela por la ventana. Su especialidad y único pincho disponible son los champiñones (1,30 €). Una rebanada de pan con tres champiñones a la plancha coronados por una gamba y aliñados con una salsa de aceite- ajo-perejil. Simple, pero exquisito. Compite en cuanto a especialidad con el bar Ángel y aunque los dos están muy buenos, yo me quedo con el del Soriano. Una técnica para comer este pincho sin mancharse es sacar el palillo por la parte de abajo del pan.

Los Rotos (San Agustín, 8) 

Los Rotos, como su propio nombre indica, es un bar que está especializado en sus famosos ‘rotos’. Se trata de un bollo de pan abierto por la mitad y relleno de patatas, huevos con diferentes ingredientes: chistorra, jamón, gulas... Nosotros pedimos rotos con setas, roquefort y bacalao ¡Realmente bueno¡

Bar El Perchas (Travesía del Laurel, 3) 

El producto recomendable de este Bar es la oreja de cerdo. La cocinan cocida, frita o rebozada y la sirven sobre una rebanada de pan. La opción que elegimos fue la rebozada y la cocida con un toque picante. De las dos opciones, nos gusto más la rebozada.

La Gota de Vino (San Agustín, 14) 

En este establecimiento su pincho más típico es el “zorropito” (1,70 €). Consiste en un bollo de pan crujiente relleno de lomo o beicon, acompañado de jamón cocido a la plancha, queso fundido y alioli. Además tienes la posibilidad de tomarlo sentado en alguna de las mesas de que dispone.

Bar Jubera (Calle Laurel, 18) 

En este Bar su plato especial son las patatas bravas. Las sirven con una deliciosa salsa brava picante y todo ello, en una cazuela de barro. No las pudimos tomar en esta ocasión por estar cerrado y arreglando el local.

Bar Lorenzo (Travesía del Laurel, 4) 

Cerca de treinta años llevan sirviendo su pincho estrella: Tío Agus (1,60 €). Se trata de un pequeño bocadillo en el que introducen la carne de un pincho moruno, que previamente han cocinado a la plancha y al que añaden una aliño especial de la casa. Probablemente el pincho que más nos gusto de todos los reseñados en esta ruta.

Bar Ángel (Calle Laurel, 12) 

Se trata de otro de los bares más típicos de la zona y que compite con el Bar Soriano en ver quien prepara el mejor champiñón. Lo preparan de la misma manera: una rebanada de pan con tres champiñones a la plancha coronados por una gamba y aliñados con una salsa de aceite- ajo-perejil, quizás en esta última salsa pueda está la diferencia.

El Sebas (Calle Albornoz, 7) 

Este pequeño bar es otro de los mas antiguos de la zona y cumple este año su cincuenta aniversario.Su plato estrella es la tortilla de patata que la preparan con y sin picante (yo recomiendo tomar esta ultima). También es recomendable el pimiento relleno de carne.

La Fontana (Calle Laurel, 18) 

Es uno de los bares que mejor trabaja de toda la calle y en donde puedes disfrutar de pinchos originales y clásicos. Tienen premio de cortadores de jamón y es este su plato estrella. Mi recomendación, es pedirte media ración para dos personas o un rico minibocadillo de jamon. Si te gustan los torreznos, no dudes en probarlos ,es otra de sus especialidades.
Ponemos fin a esta interesante ruta de tapas por la capital riojana en donde hemos recorrido una de sus zonas más emblemáticas y probado alguno de sus pinchos mas conocidos. 

Otras sugerencias y curiosidades

Como curiosidad, La Rioja lidera la producción de champiñon,con un 55 % de los champiñones consumidos en España y el 3 % a nivel mundial.

Si te gusta el picante, recomiendo comprar “alegría riojana”, una variedad de guindilla originaria de La Rioja. Son muy picantes, de color rojo y con una forma similar al pimiento del piquillo pero de menor tamaño. Reciben este nombre por la "alegría" que aporta al paladar al ser ingeridas, debido a su fuerte picor. Suelen utilizarse para acompañar tortillas, bocadillos y platos de cuchara (nosotros las compramos en el Mercado de San Blas).
 

José María Vicente

Deja un comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Desde Valladolid a rincones con encanto - Disñado por Jorge VR -