lunes, 30 de noviembre de 2015



La Rioja vive por y para el vino, en una zona que se encuentra protegida por la sierra de Cantabria y el río Ebro. Realizaremos un recorrido por esta zona en la que encontraremos bodegas centenarias, a las que se han unido otras de moderna construcción, realizadas en algunos casos por afamados arquitectos, lo que hace del enoturismo por la Rioja,  una ruta muy entretenida e interesante.

Salimos de Valladolid en dirección Salinillas de Buradon (220 Km.), situado a los pies del monte Toloño y en pleno corazón de la Rioja alavesa. Lo mas recomendable es es comenzar visitando los exteriores, para mejor contemplar el recinto amurallado. Accedemos al interior por la puerta del Hospital, una de las cuatro que tenia la muralla y que nos llevara hasta el antiguo Hospital de Santa Ana, que data del siglo XV. Continuamos caminando hasta encontrarnos con la iglesia de la Inmaculada Concepción, del siglo XVI y de cuyo interior destacan los sepulcros en alabastro de los Condes de Oñate. Llegados a la Plaza Mayor, podemos ver el Palacio de los Condes de Oñate, del que solo se conserva las cuatro paredes y los restos del Torreón medieval de los Sarmiento.

Nuestra siguiente parada, Labastida. Caminando por la Calle Mayor nos encontramos con numerosas casas blasonadas, destacando entre ellas el Palacio Paternina, lugar en donde pernocto Napoleón en su camino hacia Madrid. Llegados a la Plaza de la Paz, podemos ver el Palacio Salazar, del siglo XVIII, actualmente sede la Oficina de Turismo. En la misma plaza se encuentra el edificio barroco de Ayuntamiento y la Iglesia de la Asunción, de cuyo interior es de resaltar su gran retablo barroco y una bella talla de la Virgen de Toloño. Dejamos para el final la subida hasta la Ermita románica del Santo Cristoen la parte alta del pueblo y de cuyo interior quiero destacar una bella talla del descendimiento de Jesús ayudado por Jose de Arimatea.

En esta misma localidad paramos a comer en Casa Ariño, local pequeño, por lo que conviene reservar, en donde tienen buena materia prima, bien elavorada y un trato familiar. 

Continuamos viaje hacia Samaniego, un pueblo tranquilo rodeado de viñedos, donde nos alojamos en la Casa rural La Molinera, una casa que data del s.XVII y que fue un antiguo molino. Una casa con encanto, totalmente recomendable.

Después de dejar el equipaje en el Hotel, nos dirigimos hacia  Laguardia, localidad que conserva casi intacto su pasado medieval,  enclavada en un alto, lo que permite unas excelentes vistas de la Sierra de Cantabria. A las afueras de esta localidad se encuentra la Bodega Ysios, una bodega joven cuyo mayor atractivo reside en su arquitectura, diseñada por Santiago Calatrava, se encuentra inspirada en una hilera de barricas con la sierra de Cantabria de fondo. Nos acercamos a visitar sus exteriores, desde donde realizamos fotos de gran colorido.  
Lo primero que vemos al llegar es la imponente muralla de las que todavía se conservan las cuatro puerta originales, en una de ellas, en la de Carnicerías, podemos leer: "Paz a los que llegan, Salud a los que habitan, Felicidad a los que se van".
Muy cerca de la Plaza Mayor, se encuentra la Iglesia-fortaleza de San Juan Bautista, cuya torre gótica fue en su día una de las puertas de la muralla y de cuyo interior destaca el retablo mayor.
Entre los edificios civiles más antiguos,  destaca  la Casa de la Primicia (s.XIV) en estilo gótico y que era el lugar en donde se recogían los diezmos y primicias que se pagaban a la Iglesia .En la Plaza Mayor, se encuentran el Ayuntamiento antiguo, de fachada renacentista y el Ayuntamiento nuevo, dotado de un reloj de carrillón con unos bailarines articulados que a las 12,14,17 y 20 horas, danzan al ritmo del pasacalles típico de las fiestas.
El segundo día, antes de abandonar Laguardia, no debemos perdernos la iglesia de Santa María de los Reyes, con un pórtico gótico de excepcional belleza, que conserva en excelente estado su policromía original, presidida por la imagen de la Virgen de los Reyes entre las dos puertas (concertar la visita guiada en Información y turismo  945 60 08 45, coste 2 euros). ¡una autentica maravilla¡
La siguiente parada es en Elciego, pueblo que se le conoce por La Ciudad del Vino. Conviene dejar el coche a la entrada del casco histórico y pasear por sus calles, en donde encontramos el Ayuntamiento, presidido por el escudo imperial de Felipe II entre sus balcones y algo mas alejada, la Iglesia gótica de San Andres, con unos exteriores muy austeros, en donde destaca el pórtico y sus dos torres desiguales. De su interior, resaltar el retablo mayor barroco, un bello órgano del siglo XVIII y las pinturas del crucero.

Realizamos a continuación la visita del complejo compuesto por la antigua Bodega de Marqués de Riscal (1858), la más antigua de toda La Rioja, así como la del nuevo edificio (el hermano pequeño del Guggenheim de Bilbao) diseñado por el arquitecto canadiense Frank Gehry. Del revestimiento exterior de sus ondas, destacan tres tonos característicos: Los rojizos similares a los del vino, el dorado de la malla empleada por la bodega y el plateado de la cápsula de la botella. El interior del edificio está también diseñado por Gehry, desde el mobiliario y las luminarias, hasta las cortinas. La visita transcurre entre las explicaciones de la guía, que en algún momento se hace un poco pesado por la insistente promoción del lujoso Hotel que tiene la bodega. (a la finalizacion de la visita se hace una cata de dos vinos, dura 90 minutos y cuesta 16 €. Reservar previamente en 945 18 08 88).

Nos dirigimos hacia Lapuebla de Labarca, situado a orillas del rio Ebro y paramos a comer en Casa Curro, un sitio bonito y acogedor.Para bajar la comida, es muy recomendable recorrer a orillas del Ebro el Paseo de la Poveda y observar los viñedos que lo rodean.

La próxima parada es en Oyon, en donde destacan por su interés: La plaza Mayor, con una casona del s. XVII y la Iglesia de Santa María de la Asuncion, con un coro plateresco del s.XVI, así como su torre barroca, conocida como la "giralda", por ser la mas alta y esbelta de la rioja alavesa. En el entorno de la Plaza de la Concepción se ubican los edificios mas antiguos de la localidad, entre los que destacan el Palacio de Condes de Bureta, en donde resaltan sus torreones de ladrillo.

Pernoctamos en Logroño, en Hotel Marques de Vallejo, bien situado en pleno centro histórico de la ciudad y en donde contrasta la modernidad del hotel con la fachada antigua del edificio que lo alberga.
Para cenar, nos dirigimos a la zona de pinchos más emblemática de la ciudad: la calle Laurel, que a lo largo de sus 200 metros, tiene establecidos más de 60 bares y restaurantes. Alguno de los bares que recomiendo: Soriano (Travesía Laurel 2) y Bar Ángel (Laurel 12), que rivalizan por el mejor pincho de champiñón, Blanco y negro (Travesía Laurel 1) con el pincho “matrimonio” , bollo con pimientos , boquerones y anchoas, Lorenzo (Travesía Laurel 4), con el pincho “tío Agus”, bocadillo caliente con carne adobada  estilo pincho moruno y una salsa especial.
El tercer día, lo dedicamos a pasear por el casco antiguo de la capital riojana y para realizar un recorrido cultural: La Catedral, con su fachada barroca y dos esplendidas torres gemelas, la iglesia de Santa María, con torre octogonal románica y claustro gótico y para terminar visitamos la Iglesia de San Bartolomé (s.XIV), la más antigua de la ciudad, con una vistosa fachada gótica y torre mudéjar.
En la vuelta hacia Valladolid, nos paramos Santo Domingo de la Calzada, núcleo importante dentro del camino de Santiago y nos acercamos a comer al Restaurante Hidalgo, situado en un primer piso y con un menú del día bastante aceptable (14 €).
Después de la comida, nos acercamos a visitar su bonita Catedral gótica, de cuyo interior se destaca el retablo y la Capilla plateresca de la Magdalena.

Iniciamos el camino de vuelta a Valladolid (193 Km) y ponemos fin a esta interesante ruta.

Otras sugerencias y curiosidades

* En Elciego, hay otra bodega centenaria e interesante: Bodega “Valdelana”, que alberga calados subterráneos en piedra de sillería y que a 10 metros de profundidad alberga una capilla del s.XVI. (Concertar cita en 945 60 60).

* En esta ocasión no nos da tiempo , pero vale la pena acercarse en otra visita que hagamos por la zona hasta Labraza , declarado en 2008 el recinto amurallado mejor conservado del mundo.

* La Rioja debe su nombre al Rio Oja, afluente del Ebro. Esta denominación de origen, la mas antigua de España, tiene tres zonasRioja Alta, la que se encuentra en los alrededores de Haro; Rioja Baja,que tiene como lugares mas significativos Logroño y Calahorra; Rioja Alavesa, ya en tierras alavesas, tiene en Laguardia su centro neuralgico.

Jose Maria Vicente

{ 1 comentarios... puedes leerle a continuación o añadir uno }

  1. Enhorabuena por su blog, para un Riojano, la iglesia de Santa María con su torre octogonal románica es una de sus obras de arte, que uno no se puede perder en la visita a nuestras tierras.

    ResponderEliminar

- Copyright © Desde Valladolid a rincones con encanto - Disñado por Jorge VR -