lunes, 30 de noviembre de 2015


A lo largo de mis visitas a la capital hispalense, he podido recorrer alguno de los bares y bodegas más auténticas, aquí os presento alguno de esos sitios que no deberías perderte,dado que no puedes venir a Sevilla y no ir de “tapas”.

Bodeguita Santa Cruz  C/ de Rodrigo Caro 1 
Conocida por los sevillanos como “Las Columnas”, es de parada obligada, después de visitar la Catedral y la Giralda.De sus muchas tapas, os recomiendo probar los "montaditos de pringá”, seguro que repetiréis.Una de las cosas que me gustan de este local es no haber perdido la "solera" de taberna antigua,en donde siguen apuntando con tiza el coste de la consumición sobre la barra. 
La Goleta  C/ Mateo Gago 20
Situado en pleno barrio de Santa Cruz, esta taberna también conocida por el nombre del dueño, Álvaro Peregil, se abrió hace más de 100 años como despacho de vinos del Condado de Huelva.De su interior, nos llama la atención su mostrador de caoba y entre sus especialidades recomiendo probar el “vino de naranja”, un vino dulce, con sabor a naranja procedente de las tierras onubenses, que puedes acompañar con cualquiera de sus ricos montaditos, entre los que destaca el "chicharron" (mezcla de partes grasas del cerdo, todo ello triturado con pimentón,sal y pimienta negra). Además de este pequeño local, tienen otro local contiguo, mucho más nuevo y espacioso.
Bar Las Teresas  C/ Teresas 2 
Este bar de tapas, ubicado en el barrio de Santa Cruz, comenzó siendo tienda de ultramarinos en 1870, pasando posteriormente a ser bodega y bar. Buen sitio para tomar unas cañas acompañadas de un rico "plato de jamón", rodeado de cuadros antiguos, carteles de toros y jamones que cuelgan del techo.
Bodeguita Antonio Romero  C/ Antonia Díaz 19 
Situado cerca de la plaza de toros de la Maestranza y en pleno barrio del Arenal. Su especialidad es el “piripi”, un montadito que preparan a la plancha a base de: lomo, beicon,queso, tomate y mayonesa, con un resultado espectacular.
Bodeguita Romero  C/ Harinas 10 
Esta bodega lleva en funcionamiento desde 1939 y en la actual ubicación, a muy poca distancia de la Catedral desde 1977. Merece la pena pasarse por este local, decorado con pintorescos azulejos, solo por probar su famoso montadito de “pringá” (se trata de las carnes del cocido que una vez cocinadas junto al resto del guiso, se desmenuzan y pringan en el  pan), para mi, una de las mejores "pringas" de Sevilla. No quiero dejar de mencionar otras dos buenas tapas: tortillita de camarones y papas aliñas.
Casa Morales  C/García Vinuesa 11 
Este bar es el tercero más antiguo de Sevilla y quizás de los pocos que se conserva prácticamente igual que hace más de cien años. Situado próximo a la Catedral, esta castiza taberna ha sabido mantener el encanto de la Sevilla antigua (data de 1850). Está dividida en dos partes, la trasera llena de grandes tinajas de barro y que te hace retroceder a tiempos pasados y la delantera, una zona más tranquila. De sus tapas, quiero destacar el rico "arroz con carrillera" de cerdo. También puedes probar cualquiera de sus montaditos, acompañados de un vino de Valdepeñas, vino que ya vendía a granel en sus inicios
Casa Inchausti “La Moneda”  C/ Almirantazgo 4  
Se instalaron en 1991 en la capital hispalense y trajeron desde Sanlúcar de Barrameda el secreto para freír el pescado.Situado junto a Correos, aconsejo pedir la “Sopa de Galeras”, de origen sanluqueño (consiste en una sopa de pan, a la que se añaden los cuerpos de la galera con un sofrito de ajo. cebolla y perejil) y las crujientes "tortillitas de camarones".
Barbiana C/Alboreda 11 
Situado junto al Ayuntamiento y a la peatonal calle Sierpes. Merece la pena probar sus ricas "tortillitas de camarones" (camarones cocinados fritos en una tortilla muy fina) .acompañada de un vino manzanilla "Barbiana", no os arrepentiréis.
Taberna Coloniales  C/ Fernández y González 36 y P. Cristo de Burgos 19 
Cuentan con dos establecimientos, uno en el barrio del Arenal  y otro en el barrio de la Alfalfa (Plaza Cristo de Burgos), este último local es el que yo recomiendo. No reservan mesa, así que tendrás que dejar tu nombre al responsable de la barra y esperar a que te llamen. Entre sus tapas y raciones, yo destacaría: las "berenjenas crujientes con salmorejo, los huevos de codorniz con jamón y el solomillo"con cualquiera de sus salsas.
Bodega Dos de mayo  C/ Plaza.de la Gavidia 6 
Para mi, uno de los bares sevillanos con mejor relación calidad precio. Situado cerca de la Iglesia de Jesús del Gran Poder, es la parada ideal después de una mañana de compras, suele estar siempre lleno, así que si quieres asegurar sitio, no vayas muy tarde. Mis tapas preferidas: "Flamenquín a la crema de cabrales, albondigas de choco y gambas, el solomillo con salsa mozárabe" (una salsa que recuerda al mojo picón, pero más suave) y una de las tapas más demandadas, el "bacalao a la viuda".
Bar Las Golondrinas  C/ Antillano Campos 26 y C/ Pagés del Corro 76 
En pleno corazón de Triana, este bar tiene 2 locales, el segundo más clásico y el primero, más moderno y amplio. A tener en cuenta, en el piso superior no sirven tapas, solo raciones. De su carta, es imprescindible la tapa de "chipirones plancha", sin olvidar los “caballitos de jamón” (jamón serrano frito, sobre pan) y la "punta de solomillo", algo tan simple como una rebanada de pan con un filete sobre ella, acompañado de una patatas de bolsa.
Taberna Sol y Sombra C/ Castilla 147 
Local pequeño pero con solera , muy popular en Triana, con un ambiente taurino y gran cantidad de carteles de toros colgados de sus paredes. Se encuentra junto a la Basílica del Patrocinio, sede del Cristo del Cachorro, de gran devoción en Sevilla. Dispone de  los mejores platos de la cocina andaluza y una amplia carta, por destacar alguno: el "rabo de toro" a la sevillana, las gambas al ajillo, las "coquinas de Huelva" o cualquiera de sus numerosos revueltos. A mejorar, la lentitud del servicio.
Bar La Blanca Paloma  C/ San Jacinto 49 
Situado en el barrio de Triana, frente a la Iglesia de San Jacinto, es uno de los lugares más frecuentados por los trianeros.Las tapas que recomiendo: "berenjenas rellenas de gambas" y las "patatas aliñadas con melva".
La Trastienda C/Plaza de la Alfalfa 8 
Excelente lugar para tapear marisco, no es un restaurante, es un bar con mesas altas y barra. Yo destacaría los mariscos procedentes de Huelva, en especial sus "gambas blancas", la tapa de "anchoas" esta genial y los domingos, su "arroz marinero".Este bar no es barato, dado que el marisco fresco de calidad nunca lo es, pero tiene una buena relación calidad-precio.
El Rinconcillo  C/ Gerona 40 
Cada ciudad tiene su bar más antiguo y este es el de Sevilla, se estableció en 1670, ir al Rinconcillo merece la pena solamente por ver el local. Decorado con azulejos típicos sevillanos, carteles taurinos y de Semana Santa, el local se divide en tres zonas, la entrada donde podemos ver unos grandes barriles a modo de mesas, a la izquierda otra zona con barra y en el lado opuesto, un salón con mesas bajas. De sus tapas, mi recomendación es probar las "pavías de bacalao", bien fritas y con el rebozado muy fino, no te arrepentirás. Los "garbanzos con espinacas"si te gusta esta legumbre, están realmente buenos. Como curiosidad, decir que este local era conocido popularmente en otros tiempos, como el refugio de las "cuatro pes": Policías, poetas, periodistas y prostitutas.
 
Bar Eslava C/Eslava 3 
Es sin duda uno de los lugares de tapeo más espectaculares de Sevilla. Está a la espalda de la Capilla del Jesús del Gran poder. Es pequeño y siempre abarrotado, pero vale la pena la espera.Dispone de tapas elaboradas y de gran variedad: El "cigarro de Bécquer" (crêpe relleno de bechamel de calamares en su tinta  con alioli), el huevo sobre una base de boletus con vino caramelizado y las "costillas a la miel"son imprescindibles. Si estás por la zona no te  pierdas pasarte por este local.
Antigua Abacería San Lorenzo C/ Teodosio 53 
Situada en una casa sevillana del siglo XVII, ha tratado de recuperar los establecimientos que proliferaban en la ciudad hasta casi la mitad del siglo XX. Las abacerías, eran antiguas tiendas de ultramarinos, donde el propietario mientras te despachaba los productos que comprabas, te invitaba a probarlos y compartía con el cliente una copa de vino. La adaptación del local a la restauración, ha sido todo un acierto y recomiendo su visita. Recomiendo los “huevos estrellados de Ramón”. En general la comida es casera y los precios asequibles. 
Casa Ricardo C/ Hernán Cortés 2 
Comenzó su andadura en 1898, como establecimiento de abacería. Se ubica junto a la Iglesia de Jesús del Gran Poder y la de San Lorenzo (sede de la Soledad).Tiene sus paredes repletas de fotografías de visitantes ilustres y es punto de encuentro para los cofrades de esta zona de Sevilla. Entre sus especialidades, yo destacaría el "flamenquín con salsa persa" y las "croquetas" caseras de jamón o bacalao en Semana Santaelaboradas con una deliciosa bechamel, de textura muy fina, realmente exquisitas.
Blanco Cerrillo C/ José Velilla 1 
Este bar fundado en 1926, es para mi gusto, en donde mejor preparan el adobo de Sevilla. Su peculiar olor, te llega cuando paseas por la peatonal calle Tetuán y hace inevitable una parada.Es un sitio pequeño, con el encanto de los bares tradicionales y en donde son recomendables los "boquerones fritos en adobo".
Taberna Casa Mateo C/Palacios de Malaver 33 
Esta Taberna que data de 1918, acaba de cumplir 100 años y fue en su origen un despacho de vinos. Es un local, que aunque algo alejado del centro, vale la pena no perderse si eres un amante del bacalao. La especialidad de esta casa, es el "bacalao frito", en donde lo preparan con verdadera maestría, consiguiendo un rebozado ligero y sabroso. 
Los Claveles C/Plaza de los Terceros 15 
Se trata de un antiguo despacho de vinos y abacería de 1841, que aunque restaurada, aún conserva todo el encanto de su época. En ese ambiente, se pueden disfrutar de una amplia carta de tapas y raciones de buena calidad. Merece destacar su “montadito completo”: un filete de lomo, pimiento, jamón y un huevo de codorniz. 

Espero que esta selección de bares y tabernas, os permita en vuestra visita a la capital hispalense disfrutar a la hora de comer o cenar, tomando alguna de sus tapas o raciones. Esto es solo una sugerencia personal, dado que en Sevilla existen multitud de bares y en muchos de ellos, se pueden comer excelentes tapas. Os invito a que comentéis las tapas que más os han gustado de estos u otros bares sevillanos, con vuestra colaboración, iremos ampliando esta reseña.

Otras sugerencias y curiosidades.

El origen de la palabra "tapa" proviene del habito que se tenia en su momento, de tapar la bebida con una rebanada de pan, a fin de evitar la entrada de insectos.

Sevilla desde arriba es una maravilla, una ciudad cuajada de hoteles con encanto cuyas azoteas se convierten en privilegiados miradores en los que contemplar las mejores vistas de la ciudad.
1. Hotel Doña María: Este Hotel se encuentra ubicado en una casa palacio del siglo XIV. Desde su terraza, te permite disfrutar de unas vistas increíbles a la Giralda y a la Plaza Virgen de los Reyes (C/ Don Remondo, 19)
2. El Corte Inglés del Duque: Hay varios bares en los que te puedes pedir la consumición y sacártelo a la terraza. El horario es de lunes a jueves de 10 a 24 horas. Viernes, sábados de 10 a 02 horas. Domingos y festivos de 12 a 24 horas.  (Pl. del Duque de Victoria, 8-Planta 5).
3. Hotel Palacio Alcázar: Terraza panorámica con las mejores vistas a la Catedral, la Giralda y a los Alcázares. Este Hotel con encanto, situado en pleno barrio de Santa Cruz, se encuentra situado en una casa del siglo XVIII. (Pl. de la Alianza, 11).
4. Hotel Vincci La Rábida: Situado en el Barrio del Arenal, a unos pasos de la Catedral y la Plaza de Toros de la Maestranza. Es uno de los Hoteles preferidos por los toreros cuando torean en  Sevilla. Está ubicado en una preciosa mansión del siglo XVIII que cuenta con un hermoso patio andaluz y una terraza en la azotea con vistas a La Giralda (C/ Castelar, 24).
5. Hotel Inglaterra: Hotel decano de la ciudad, cuenta con un emplazamiento privilegiado en pleno Centro Histórico, la Plaza Nueva, frente al Ayuntamiento. Desde su terraza disfrutarás de unas vistas de la ciudad inigualables (Plaza Nueva, 7).




José María Vicente










{ 3 comentarios... read them below or Comment }

  1. El blog aparte de buenas Rutas, tiene lo más interesante de todo, buenas paradas gastronómicas a precios más que ajustados, esto demuestra que no hay que tirar la billetera para comer bien en este país. Únicamente una recomendación sin importancia, el formato de esta entrada difiere del resto estaría bien que fueran todas homogéneas.

    ResponderEliminar
  2. Josefa Garcia Paje12 de abril de 2017, 12:51

    Semana Santa , calor y los bares de esta ruta.... un paraiso

    ResponderEliminar
  3. La espectacularidad de la Semana Santa sevillana, complementada con una interesante ruta de tapas, hara que tengas una agradable visita a la capital hispalense.Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar

- Copyright © Desde Valladolid a rincones con encanto - Disñado por Jorge VR -